Ir a contenido

A PARTIR DE ENERO

Sanidad financiará otro fármaco para dejar de fumar

El buropropión será alternativo a la vareniclina

La ministra de Sanidad, María Luis Carcedo, este jueves.

La ministra de Sanidad, María Luis Carcedo, este jueves. / EFE / BALLESTEROS

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha adelantado, en una reunión mantenida con representantes del Comité Nacional (SNS) para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que a partir del 1 de enero el Sistema Nacional de Salud va a financiar el fármaco bupropion, un nuevo tratamiento para dejar de fumar.

De esta forma, a partir del año 2020 van a estar disponibles en la prestación farmacéutica tanto bupropion como la vareniclina (registrada con el nombre de 'Champix'), tras los últimos acuerdos alcanzados en la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos del Ministerio de Sanidad.

La prescripción del nuevo fármaco, que ya se financia para el tratamiento de la depresión mayor, se producirá bajo receta electrónica en pacientes que estén incluidos en un programa de apoyo individual y/o grupal y tengan una motivación expresa de dejar de fumar con, al menos, un intento en el último año, fumar 10 cigarrillos o más al día y tener un alto nivel de dependencia.

Más barato

El coste del tratamiento al día será de, aproximadamente, 0,66 euros por persona, un precio más bajo que la vareniclina, la cual será de 2,9 euros. Asimismo, a nivel mensual, con la inclusión de estos medicamentos en la prestación farmacéutica, la vareniclina reducirá su precio en un 30% y el bupropion en un 66%.

Con esta medida, que tendrá un impacto presupuestario de 7,9 millones de euros el primer año, se podrán beneficiar unas 83.800 personas. "Esto puede suponer un avance importante, junto con el resto de iniciativas, para que muchos puedan evitar esas enfermedades evitables y muertes prematuras por un hábito que causa mucha dependencia", ha dicho Carcedo.

Al igual que en el caso de 'Champix', el SNS financiará un intento por paciente para dejar de fumar y cada prescripción se realizará por un envase, lo que equivale a un mes de tratamiento, siendo 12 semanas el periodo de tratamiento. Tras ello, el médico, en el marco del seguimiento del programa de deshabituación tabáquica, deberá valorar la evolución de la efectividad del tratamiento con carácter previo a la emisión de la siguiente receta.

"Es un poco más efectivo la vareniclina, pero habrá algunos pacientes que no puedan tomarlo, por lo que el médico será el encargado de decidir dar este fármaco o el bupropion", ha dicho el presidente del CNPT, Andrés Zamorano. La secretaria del CNPT, Leire Gaztelurrutia, ha informado de que el bupropion tiene "más contraindicaciones" que la vareniclina, aunque este medicamento puede ser "muy eficaz" en algunos tipos de pacientes y, por tanto, abre "mucho" el abanico a la hora de ayudar a las personas a dejar de fumar.