Ir a contenido

SALUD INFANTIL

Sin pediatra en una veintena de centros de atención primaria de Catalunya

Salut cifra en nueve los equipos sin este especialista según denuncia el Síndic, pero MC asegura que son más

La población de 0 a 15 años ha subido un 4% desde el 2010 por la inmigración, según el Idescat

Beatriz Pérez

Vecinos de Vilapicina i la Torre Llobeta (Nou Barris) protestan contra la falta de pediatras en el CIS Cotxeres, el jueves pasado.

Vecinos de Vilapicina i la Torre Llobeta (Nou Barris) protestan contra la falta de pediatras en el CIS Cotxeres, el jueves pasado. / ELISENDA PONS

Entre un 5% y un 7% de los centros de atención primaria (CAP) de Catalunya no tienen ningún pediatra, según estimaciones de Metges de Catalunya (MC). Así, el sindicato calcula que entre 18 y 26 CAP carecen de un especialista en infancia. Sin embargo, la Conselleria de Salut, según denuncian el Síndic de Greuges y la Societat Catalana de Pediatria, asegura que solo en nueve de los 369 equipos de atención primaria (EAP) catalanes la pediatría no está a cargo de pediatras, sino de médicos de familia con formación específica de pediatría. Además, "por regla general" ningún centro de urgencias de atención primaria (CUAP), creados por la Administración para evitar la saturación de los hospitales, tiene pediatra. 

La Societat Catalana de Pediatria, que cifra en 300 los pediatras que faltan en todo el territorio, defiende que cada niño tenga un pediatra asignado, pero actualmente un 30% de las plazas de pediatría están cubiertas por profesionales que no son pediatras, como médicos de familia o enfermeras no pediátricas. El Síndic de Greuges publicó a finales de enero un comunicado en el que pedía "más recursos humanos y económicos" en el modelo de atención pediátrica tras detectar "carencias". Un 80% de los CAP pertenecen al Institut Català de la Salut (ICS) y el 20% restante, a la red concertada.

"El número de CAP sin pediatra oscila a lo largo del año. Puede haber entre un 5% y un 7% en diferentes momentos del año. Ocurre sobre todo en los pueblos más alejados y, si esto genera una problemática para las familias, se contrata a un pediatra. Por eso la cifra va cambiando", señala Ana Roca, vicesecretaria general de MC y pediatra en el CAP de Viladecans. Roca señala que uno de los problemas es la formación en el MIR, cuyas plazas deben aumentarse. "Solo se forma al 80% de los pediatras necesarios. Las curvas de jubilación en el gremio serán más altas en los próximos años".

Un 30% de las plazas de la pediatría están cubiertas por médicos de familia o enfermeras

Además, la sobrecarga de trabajo, las dificultades para conciliar vida laboral y vida personal, las trabas para la formación y para compaginar el trabajo con la "investigación y docencia", sumados a la "mala" retribución salarial (el sueldo es menor que en la red hospitalaria), hacen que la atención primaria, en general, sea poco "atractiva" para los profesionales. Así, únicamente el 17%, según MC, de los pediatras que terminan el MIR van a la atención primaria. Todos los demás prefieren los hospitales. Todas estas dificultades para encontrar pediatras en la atención primaria son un problema general de España, no solo de Catalunya.

La Conselleria de Salut no da cifras sobre cuántos CAP hay sin pediatra, pero sí asegura que "en Catalunya todos los niños tienen el servicio de pediatría garantizado", aunque el departamento tiene previsto "revisar" el modelo de atención pediátrica en la primaria. "El 80% de los médicos que hacen atención pediátrica en la primaria son especialistas en pediatría; el 20% restante son médicos de medicina familiar y comunitaria con formación específica en pediatría", reconocen fuentes de la 'conselleria', que explican que el "objetivo" del Govern es que la atención primaria en infancia esté "liderada" por pediatras y que por este motivo se está trabajando por hacer "más atractiva"  esta especialidad.

Crecimiento de la población

En opinión de Roca, esta situación es responsabilidad de la "mala planificación" de la Administración. "Por eso se oculta la cifra real de centros de atención primaria sin pediatra. La Administración también dice que el número de niños atendidos está disminuyendo, pero no es cierto". Según el Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat), la población de niños de entre 0 y 15 años (el pediatra visita hasta los 14 años) ha aumentado un 4,07% entre el 2010 y el 2018. 

Los CUAP, para las urgencias, no tienen pediatra; los padres se ven obligados a llevar al niño al hospital

Es decir, actualmente hay un total de 1.263.679 menores de hasta 15 años en Catalunya, 51.444 más que en el 2010, debido fundamentalmente a las familias migrantes. En esta franja de edad, quienes más visitas al médico realizan son los de 0 a 2 años. La pediatra, además, señala que la de 0 a 15 años es una franja de edad "crucial", en la que una buena atención pediátrica puede evitar futuros problemas crónicos, como la obesidad, y también favorecer buenos hábitos de vida.

Todo esto refleja que no solo faltan pediatras, sino que además la población atendida por estos especialistas ha aumentado significativamente en los últimos años. "Tenemos un problema. Y es grave y urgente", dice la vicepresidenta del sindicato, quien además insiste en que el gremio de pediatras, a diferencia del de médicos de familia, está teniendo "muchas dificultades" para que se apliquen las medidas adoptadas tras la huelga de noviembre.

La problemática de los CUAP

Paralelamente, el 95% de los centros de urgencias de atención primaria (CUAP) de Catalunya no tienen pediatra, según MC. Los CUAP fueron creados, a partir del 2005, por la Administración como una solución a la saturación de las urgencias de los hospitales. Los CUAP, que en principio atienden las urgencias de baja complejidad de toda la población sin límites de edad, funcionan las 24 horas del día los siete días de la semana. Según Salut, "por regla general, en los CUAP no hay pediatras", pero sí hay médicos y enfermeras de atención primaria con "formación adecuada para atender este tipo de demanda en todas las franjas de edad". Pero los padres de niños con alguna urgencia suelen acabar, sí o sí, en un hospital.

"El CUAP es un lugar donde se debe resolver el 80% de las patologías graves. Si la atención primaria estuviera bien dotada de pediatras, debería ser poco frecuente que los padres llevaran a los niños al CUAP durante el fin de semana porque, si algo es muy urgente, ya van directamente al hospital", señala Roca, quien también subraya que siempre hay una parte de pacientes que no deberían haber ido a las urgencias. "No se ha divulgado lo suficiente sobre educación sanitaria para favorecer la autocuración, como sí se hace en otros países europeos".