Ir a contenido

SALUD PÚBLICA

Un 3% de las bajas laborales en Catalunya son atribuibles al tabaco

Un estudio de Salut observa una tendencia ascendente entre el 2007 y el 2016

La prevalencia de fumadores entre los 35 Y 64 años ha descendido en hombres y aumentado en mujeres

Beatriz Pérez

Un joven fumando un cigarro.

Un joven fumando un cigarro. / JULIO CARBÓ

En Catalunya, tres de cada 100 bajas laborales de más de cinco días, en el caso de trabajadores de 35 a 64 años, se atribuyen al tabaco, según el estudio 'La incapacidad temporal atribuible al consumo de tabaco en trabajadores de 35-64 años. Catalunya 2007-2016'. Este, además, observa una tendencia ascendente en ambos sexos entre el 2007 y el 2016 que tuvo su punto álgido en el 2013, según ha informado este jueves la Conselleria de Salut en un comunicado.

El estudio, que publica la 'Revista Española de Salud Pública' y ha sido realizado por profesionales de Salut, destaca que el porcentaje de episodios y de días de incapacidades temporales atribuibles al consumo de tabaco fue superior en hombres (3,9% y 5,5%, respectivamente) que en mujeres (2,3% y 1,5%, respectivamente).

La tendencia de las incapacidades temporales atribuibles (ITA) fue ascendente, aunque entre el 2014 y el 2016 hay un descenso respecto de la máxima registrada en el 2013, según recoge el estudio.

Las enfermedades respiratorias son la primera causa de incapacidad temporal atribuible al tabaco, seguidas de los tumores. En cambio, la distribución de los días atribuibles varió según el sexo: en hombres, el grupo con más días atribuibles, fue el de enfermedades cardiovasculares, seguido del de las neoplásicas y dolencias respiratorias. En mujeres fueron las enfermedades respiratorias, seguidas de las cardiovasculares y neoplasias.

La prevalencia de fumadores en el grupo de edad de 35 a 64 años desciende lentamente entre el 2007 y el 2016 en hombres (35,8% y 32,3%, respectivamente) y aumenta en mujeres (25,6% y 28,7%, respectivamente).

El tabaquismo en Catalunya

Según datos hechos público en mayo por la Agència de Salut Pública de Catalunya (Aspcat), el consumo de tabaco en Catalunya bajó al 24% de la población en el 2017. Este es el porcentaje más bajo desde que se comenzaron a recoger estos datos hace ya 25 años. Pero, aun así, el tabaquismo sigue siendo uno de los problemas principales para la salud pública, ya que causa unas 10.000 muertes anuales en Catalunya.

Más en concreto, cada día fallecen en esta comunidad más de 24 personas por dolencias causadas por el tabaco. Y, aunque en el último año 60.000 ciudadanos han dejado de fumar, siguen enganchados al cigarro 1,5 millones de catalanes: el 29,7% de los hombres y el 18,5% de las mujeres.

Además, las autoridades sanitarias advierten de que los cigarrillos sin combustión siguen siendo tabaco. En los últimos meses, la Aspcat ha alertado de la publicidad de estos dispositivos que, pese a ser nuevos, resultan igual de nocivos para la salud. La agencia está tratando de demostrar que en estos anuncios se publicita el tabaco y no solo el dispositivo.

Temas: Tabaco Catalunya