22 feb 2020

Ir a contenido

A PUNTO DE NIEVE

Patrocina:

Los mejores consejos para que los más pequeños se estrenen en las pistas

El entorno y la vestimenta son parte de las claves para empezar con buen pie

Entre los 3 y los 5 años es una buena edad para iniciarse en el mundo del esquí

Sergi Mejías

Los parques de nieve son el mejor escenario para que los niños disfruten de un buen debut y de la mano de personal especializado.

Los parques de nieve son el mejor escenario para que los niños disfruten de un buen debut y de la mano de personal especializado.

Empezar a esquiar, ese primer contacto con la nieve de los más pequeños de la casa, es una de las mejores experiencias que se pueden vivir de niño en invierno. Pero para que todo vaya sobre ruedas siempre será mejor tener en cuenta una serie de consideraciones para que los niños disfruten desde el primer día y quieran volver a la nieve. La primera duda que deben tener muchos padres es a qué edad es buena empezar a esquiar. Según Atudem, la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña que agrupa las principales estaciones de esquí de España y Portugal, no existe una edad establecida para iniciarse en este deporte. Entre los 3 y los 5 años es, según Atudem, una buena edad para empezar a esquiar, aunque esto siempre dependerá de las habilidades de cada niño y de la frecuencia con la que visite las estaciones de esquí. Si bien entre los tres y los cinco años es la edad ideal para familiarizarse, desde la asociación apuntan que entre los seis y los ocho años es cuando se empiezan a ver los primeros progresos, por cuestiones de desarrollo personal y psicomotriz.

Para los niños, iniciarse en el esquí debe ser como un juego. Y tienen que pasárselo bien. De aquí que se recomiende que el primer contacto con la nieve sea en los parques o jardines de nieve de las estaciones con unas instalaciones pensadas para los más pequeños y un personal especializado. Una vez perdido el miedo, las estaciones cuentan con pistas para debutantes de la misma manera que lo mejor siempre será contratar clases, ya sean privadas o colectivas, para que el niño aprenda seguro de la mano del personal cualificado y preparado para la enseñanza.

Más allá de estas consideraciones siempre habrá otros detalles para hacer del día del debutante un éxito. El primero, si se puede, es elegir un día con buen tiempo. No es lo mismo tener un primer contacto con la nieve un día soleado que un día nevando y con poca visibilidad. De la misma manera desde Atudem recuerdan que como cualquier adulto, los niños deben contar con el equipo adecuado para la práctica de este deporte. Lo primero que se debe hacer es habituar al niño a la ropa necesaria para este deporte (anorak, botas, gorro, gafas, etcétera), que por lo general la perciben como algo molesto e incómodo que le dificulta la movilidad. Tanto si el material es alquilado o de propiedad, la ropa para la nieve debe aislar del frío, el viento y la humedad, así como retener el calor corporal y permitir la transpiración.

Bien equipados

Desde Era Escòla en Baqueira Beret indican que sobre todo la primera capa, la que toca con la piel, sea buena para absorber el sudor y expulsarlo hacia afuera para evitar que se moje y el niño coja frío. Llevar unos guantes de recambio porque los niños siempre acaban con las manos mojadas, un tubular o sotocasco para llevar bajo el casco para abrigar más y las gafas de máscara son tres detalles a tener en cuenta. Aquí las gafas de máscara cuentan con el plus de una mejor protección ocular a la vez que el acolchado de la montura evitará que esta se clave en caso de darse un golpe, que en un niño al iniciarse en la nieve puede ser lo más probable. Como en otras actividades y deportes muchas veces es recomendable que empiecen a esquiar con otros niños, divirtiéndose y jugando, aprendiendo también a convivir con ellos y en un medio desconocido como es la nieve.

Siempre con casco

“La crema solar y el casco son imprescindibles. La primera porque los niños están muy cerca del suelo y reciben más radiación solar además de tener la pie más sensible. En el caso del casco es vital para proteger la cabeza de posibles golpes”, recuerdan desde Era Escòla. Otros detalles como tener paciencia con el alboroto que supone para un niño descubrir un mundo nuevo como es la nieve, con un material extraño como son las botas y llevar siempre algo de comer, como una pieza de fruta, ayudarán a tener el mejor debut de un niño en la nieve.

Recuperando la normalidad tras el paso de 'Gloria'

El paso esta semana de la borrasca 'Gloria' ha provocado numerosos contratiempos pero también ha traído copiosas nevadas en los Pirineos. Estaciones como La Molina, Vallter 2000 y Vall de Núria cerraron martes y miércoles como medida preventiva ante el temporal. Los centros invernales afectados están recuperando la normalidad para afrontar el fin de semana a tope tras recibir más de un  metro de nieve fresca a raíz de las nevadas provocadas por la borrasca (consultar el estado de las pistas y los partes de nieve de las estaciones).

Temas Esquí