NUEVAS RESTRICCIONES

Restauradores del Vallès Occidental reclaman "ayudas urgentes" para salvar los locales ante las nuevas restricciones

Los afectados reclaman "claridad" en las medidas que se tomen y que las diferentes administraciones no se contradigan por "desesperación" del sector

Desde Terrassa aseguran que ya se ha notado un descenso del trabajo, aunque las restricciones aún no están vigentes, y pronostican "un invierno negro"

Un bar de Sabadell cerrado el marzo pasado por el covid-19, 2020

Un bar de Sabadell cerrado el marzo pasado por el covid-19, 2020 / Anna Mas

Se lee en minutos

ACN / El Periódico

Los restauradores del Vallès Occidental temen que las nuevas restricciones anunciadas a 15 municipios para reducir los contagios de covid-19 puedan ser la "estocada definitiva" para muchos locales, especialmente los más pequeños y los que no tienen terraza.

Desde el Gremi Comarcal d'Hostaleria de Sabadell reclaman "ayudas urgentes" para evitar que muchos bares y restaurantes tengan que cerrarJosé Carreira, del restaurante Rubión, asegura que muchos negocios se sostienen gracias a los ERTE y reclama una rebaja de los impuestos porque "no se puede pagar el mismo cuando se trabaja mucho menos".

Desde Terrassa aseguran que ya se ha notado un descenso del trabajo, aunque las restricciones aún no están vigentes, y pronostican "un invierno negro".

Un sector muy "heterogéneo" y unas restricciones que "no afectarán a todos por igual"

Este miércoles 14 de octubre, una vez se publiquen en el DOGC, entrarán en vigor las medidas especiales para aplicar a 15 municipios del Vallès Occidental con el objetivo de reducir los contagios de covid-19. Una de las medidas aprobadas por el Procicat afecta al sector de la restauración.

En concreto, bares y restaurantes deberán eliminar el consumo en barra, que siempre deberá hacerse en mesa, y se limita el aforo tanto en el interior como en el exterior al 50%.

Para los gremios de hostelería de Sabadell y Terrassa, dos de las ciudades donde se aplicarán las restricciones, estas medidas pueden llevar al cierre a muchos bares y restaurantes que desde hace meses "se conforman con sobrevivir". 

José Carreira, propietario del restaurante Rubión de Sabadell y miembro del Gremi Comarcal d'Hosteleria de Sabadell, recuerda que muchos negocios están sufriendo para salir adelante desde el inicio de la pandemia y que estas medidas los pueden acabar de hundir.

Carreira recuerda que el sector es muy heterogéneo y que las restricciones no afectarán a todos por igual, pero cree que los negocios más pequeños y aquellos que no tienen terraza "lo tienen muy complicado".

Una situación complicada a nivel sanitario 

Es por ello que a pesar de reconocer que la situación es muy complicada a nivel sanitario y que se necesitan medidas para reducir los contagios, reclama que se estudien bien las restricciones que se aplican al sector si se quiere evitar un cierre masivo de bares y restaurantes. "Yo tengo un local grande y desde el inicio de la pandemia he podido deparar las tablas y cerrar la barra, pero muchos locales si hacen esto tendrán que cerrar", asegura.

Del mismo parecer es el presidente del Gremi d'Hostaleria de TerrassaXavi Gómez, que advierte que ya se están notando los efectos de las restricciones antes de ser aplicadas. "He tenido el local vacío toda la mañana y ya me han cancelado varias reservas porque la gente tiene miedo", añade.

Tanto Carreira como Gómez evitan criticar las medidas que se están tomando desde el punto de vista sanitario porque la situación "es excepcional", pero reclaman ayudas urgentes en España para "salvar el sector". Aquí, recuerdan que los ERTE están aguantando muchos negocios, pero que sin una rebaja de impuestos no hay futuro.

"Aunque nos baja el trabajo continuamos pagando alquileres, suministros e impuestos como si nada estuviera pasando y eso es insostenible", aseguran.

Un llamamiento a la responsabilidad ciudadana

También alertan de que si los contagios van a más a partir de ahora el invierno "puede ser muy duro" y hacen un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía para hacer caso de las recomendaciones para hacer compatible mantener a raya el virus con poder ir bares y restaurantes.

Reconocen que la fórmula es complicada, pero insisten en que si se ha de vencer al covid-19 deteniendo la actividad económica el remedio será peor que la enfermedad.

Te puede interesar

Por último, reclaman "claridad" en las medidas que se tomen y que las diferentes administraciones no se contradigan por "desesperación" del sector.

Más noticias de Sabadell y Terrassa en las ediciones locales de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA