Ir a contenido

Sabadell, la única ciudad de más de 200.000 habitantes sin geriátrico público

La construcción de una residencia vuelve al punto de partida 13 años después

El PSC rechaza el principio de acuerdo entre el anterior gobierno municipal y la Generalitat, con el que el ayuntamiento pagaría los costes

Àlex Rebollo

Solar donde está previsto que se construya la residencia pública de Sabadell.

Solar donde está previsto que se construya la residencia pública de Sabadell. / GOOGLE STREET VIEW

El Ayuntamiento de Sabadell exige a la Generalitat, de nuevo, que se haga cargo de la construcción de la residencia pública de la cocapital vallesana, pendiente de ser construida desde el 2006. El nuevo gobierno municipal de Sabadell (Vallès Occidental) anunció a mediados de julio su rechazo al principio de acuerdo entre el anterior consistorio y la Generalitat –posicionamiento que los socialistas ya defendieron cuando se anunció, en febrero del 2019 -, por el que el consistorio adelantaría el dinero de las obras y esperaría a que la Generalitat devolviera la inversión.

A mediados de julio, Pol Gibert, primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Sabadell y diputado en el Parlament por el PSC, presentó en la comisión de Treball, Afers Socials i Famílies una propuesta de resolución por la licitación de las obras de la residencia. “Llevamos a votación que el Parlament inste al Govern a iniciar la licitación de la residencia y que sea pagada por la Generalitat”, afirmó Gibert. A día de hoy, Sabadell es la única ciudad de Catalunya con más de 200.000 habitantes que no tiene ninguna residencia pública para gente mayor.

Tanto desde la Plataforma per la Residència Pública de Sabadell como desde la Federació d’Associacions Veïnals (FAV) de Sabadell se mostraron contrarios desde el primer momento a que el ayuntamiento asumiera el pago y la construcción del centro.  “El pacto entre Generalitat y consistorio era un 'asumimos la responsabilidad', pero no es competencia municipal. Tomaron una decisión a espaldas de la ciudadanía”, explica Manuel Navas, presidente de la FAV.

“Nuestra posición es que la construya la Generalitat y se haga cargo de ella. No queremos parches, sino una propuesta seria”, añade Cèlia Gargallo, una de las portavoces de la plataforma. “Rechazamos la decisión de municipalizar la residencia porque supondría convertir a Sabadell en una franquicia de la Generalitat bajo el falso argumento categórico de “o es así, o no habrá residencia”, argumenta Navas.

13 años y ni un solo ladrillo

El terreno donde está prevista la construcción de la residencia, en la zona sur de la ciudad, es hoy un descampado donde aparcan coches y camiones. El convenio firmado en el 2006 estableció que el syuntamiento cedía los terrenos y la Generalitat aportaría la dotación presupuestaria necesaria para construir el equipamiento. Hasta ahora, no ha empezado ninguna obra y, en el 2016, hubo que pedir una prórroga por la cesión de los terrenos porque finalizaba el plazo.

Solar donde está previsto que se construya la residencia pública de Sabadell.  / GOOGLE STREET VIEW

“No es bueno, es muy bueno, buenísimo para la ciudad. Hemos agotado todas las opciones para llevar a cabo el acuerdo al que llegamos tras la moción del 2015”, afirmó el exconcejal de Acción Social, Gabriel Fernández (ERC), en febrero del 2019, tras la firma del protocolo con la Generalitat. “Sabemos perfectamente que no nos tocaría financiar un proyecto que es competencia de la Generalitat. Pueden esperar a que la Generalitat haga un plan general de residencias”, explicó Lluís Perarnau (Crida per Sabadell), también en defensa de la firma del protocolo.

Ambas declaraciones nacieron como respuesta a una moción presentada por el PSC y Ciutadans tras hacerse pública la firma del protocolo, que debía derivar en un convenio entre ambas administraciones y que lejos está ahora de ver la luz. “No podemos regalar el dinero a cosas que no son competencia nuestra. Ese dinero tendrá que quitarse de otras cosas que sí lo son”, expresó Mercè Porras (PSC). Finalmente, la moción no se aprobó: 15 votos en contra y 12 a favor.

Tras las elecciones municipales, y con un consistorio liderado por los socialistas, el planteamiento ha dado un vuelco de 180 grados, ya que el PSC ha anunciado que no incluirá la construcción de la residencia en los presupuestos municipales. Hubo un momento, en el 2012, que parecía que el proyecto tomaba forma. La Generalitat llegó a aprobar una partida de 30 millones de euros para la construcción de la residencia, pero finalmente fueron destinados a otras cuestiones. “Aunque había la partida, faltaba la licitación, que no se llevó cabo. Más tarde nos dijeron que ese dinero se había destinado a otras cosas”, explica Gargallo.

Una residencia no acabará con el problema

Así, Sabadell es la única ciudad de Catalunya con más de 200.000 habitantes que no tiene ninguna residencia pública. Según explican desde la plataforma, la ciudad tiene un déficit de unas 750 plazas de residencia para gente mayor. “Ahora, la lista de espera para una residencia concertada es de casi 3 años”, comenta Cèlia Gargallo. Sabadell tiene un total de 1.074 plazas de residencia para gente mayor, de las cuales, un 39% cuentan con una parte de financiación pública -concertadas-, un porcentaje menor a la media de Catalunya, situada en el 56%.

En el protocolo propuesto por el anterior Ayuntamiento y la Generalitat, se estableció la creación de 98 plazas concertadas y cuatro de gestión directa para el consistorio, lo que seguiría suponiendo un déficit de más de 600 plazas. En 2016, tras la prórroga para evitar la caducidad de los terrenos, la Plataforma per la Residència Pública ya criticaba que “una sola residencia no cubre, ni de lejos, las necesidades que tiene la ciudad”, análisis que comparten los distintos grupos municipales.

Además, otro factor juega en contra de la cocapital vallesana: el envejecimiento poblacional. Sabadell, con 211.700 habitantes, tiene un 18’6% de ciudadanos mayores de 65 años, una cifra dos puntos porcentuales por encima de la media de la comarca, según datos del Idescat. El municipio también tiene el índice de envejecimiento más alto del Vallès Occidental (113%) y un índice de dependencia de gente mayor de 28’6 puntos, una cifra que aumenta cada año desde 2012.

Desde la Plataforma también señalan que la residencia no se reduciría a atender la demanda sabadellense, sino que también lo haría en parte de la comarca, donde la tasa de cobertura de plazas en residencias públicas para gente mayor, según los últimos datos de la Generalitat (2017), es del 2’59%, siendo así el Vallès Occidental la tercera comarca con la tasa más baja, sólo por detrás del Alt Empordà y el Barcelonès.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA