Ir a contenido

Investigación policial

La víctima de la 'manada' de Sabadell fue raptada al salir de una disco

Los seis detenidos forman parte de un grupo de sintecho que duermen en la fábrica donde se produjo la violación

Unas 4.000 personas se han reunido este lunes para manifestar su rechazo por los hechos

Albert Segura

Unas 4.000 personas se concentran en Sabadell para condenar la violación.

Unas 4.000 personas se concentran en Sabadell para condenar la violación.

Los hombres detenidos como sospechos de haber violado, el pasado domingo, a una joven de 18 años en una nave industrial abandonada de Sabadell, son algunas de las personas sintecho que viven en la misma fábrica donde sucedieron los hechos. Los detenidos son seis hombres de edades comprendidas entre los 21 y los 57 años que ayer pasaron a disposición de los Mossos d’Esquadra, quienes los interrogaron. Sin embargo, todo empezó tras el acoso a la víctima en un local nocturno por parte de uno de ellos, que siguió a la joven a la salida antes de raptarla. El Ayuntamiento ya ha comunicado que se presentará como acusación popular.

El rechazo ante el ataque que sufrió la chica ha sido unánime, y esta tarde unas 4.000 personas se concentraron frente al Ayuntamiento de Sabadell en señal de rechazo. Convocados por Justa Revolta, varias entidades locales secundaron el llamamiento, así como todos los partidos representados en el pleno municipal.

El consistorio apunta que no existe relación entre los presuntos agresores y la joven. Ella aseguró en un primer momento no recordar nada entre la noche, cuando salió de fiesta con unos amigos, y la mañana del domingo, cuando apareció aturdida en plena calle. Pero la investigación de los Mossos va aportando luz a qué sucedió la noche del sábado, donde todo apunta que uno de los atacantes molestó a la chica en un local nocturno y esta lo rechazó. Posteriormente la siguió y la forzó a entrar en la nave, donde los sospechosos habrían abusado sexualmente de ella en grupo.

Fueron dos personas las que la encontraron la mañana del domingo en las inmediaciones de la nave industrial, visiblemente aturdida y desorientada. La pareja la trasladó a la jefatura de la Policia Municipal, donde la trasladaron al Hospital Parc Taulí para pasar el correspondiente examen médico. Posteriormente, regresaron de vuelta a la jefatura, donde interpuso la denuncia que derivó en el dispositivo policial en el que se detuvieron a los seis sospechosos.

Según detallaron fuentes municipales, la nave donde ocurrió el ataque estaba frecuentada por ocho personas que vivían en la calle, al menos tres de las cuales, las que han podido ser identificadas, están entre los detenidos en el operativo policial de este pasado domingo. El anterior propietario de la fábrica interpuso en 2016 una denuncia que dio paso a la apertura de un expediente al 2016 para llevar a cabo el desalojo y la clausura de la nave. 

"La fábrica, sin embargo, pasó a manos de Solvia, y con gente en el interior había que volver a hacer el expediente para tapiar los accesos, así que el 2018 se volvió a pedir el desalojo por vía judicial, y ahora estábamos esperando a que el juez la autorizara", señala el concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Sabadell, Gabriel Fernàndez. 

De hecho, la nave industrial se encuentra a día de hoy cerrada a cal y canto con precintos de la Policia Municipal y del Ayuntamiento. Desde una rendija de la puerta, se insinúa el interior, donde se divisan todo tipo de escombros y residuos, y de donde emana un fuerte olor a quemado. Según fuentes vecinales, en los últimos meses se han declarado un mínimo de tres incendios intencionados en el interior que han obligado a movilizar a los Bomberos, el último el mismo domingo por la tarde.

Los servicios sociales tenían contacto con los habituales de la nave industrial, dado que les daban ayudas para poder hacer frente a los días más duros del invierno a través del operativo local de atención a los sintecho. La investigación policial ha permitido detallar que tres de los detenidos, de nacionalidad marroquí,  están identificados, mientras que otros tres no, ya que no disponen de documentación.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA