Administración

La Hacienda catalana hará un "salto" para poner las "bases" para asumir "futuras competencias"

Incorpora 256 trabajadores, abrirá 27 nuevas oficinas y asumirá la recaudación ejecutiva de impuestos

Las oficinas de Sabadell y Terrassa son dos de las 14 propias que abrirán este 1 de septiembre

Se lee en minutos

ACN / SABADELL

El 1 de septiembre es la fecha en la que la Agència Tributària de Catalunya (ATC) hará un “salto relevante” que permitirá “poner las bases para que, de cara al futuro, podamos asumir nuevas competencias”, tal como explica el secretario de Hacienda, Lluís Salvadó.

Así, este viernes, 1 de septiembre, la ATC abrirá 14 nuevas oficinas propias y 13 nuevas oficinas compartidas por todo el territorio y habrá incorporado 256 nuevos trabajadores para hacerlas funcionar, asumirá el control total de los impuestos propios y cedidos, se pondrán en funcionamiento nuevas fases de los nuevos programas informáticos, y se empezarán a recaudar deudas de forma “masiva” por la vía ejecutiva, como por ejemplo las 300.000 multas impagadas al año del Servei Català del Trànsit.

Así, la Agència Tributària se dota de músculo  en todo el territorio y el 1 de septiembre abrirá 14 nuevas oficinas propias en Terrassa, Sabadell Granollers, Sant eliu de Llobregat, Vilafranca del Penedès, Mataró, Vic, Santa Coloma de Farners, la Bisbal d’Empordà, Figueres, la Seu d’Urgell, Reus y Tortosa.

Estas se añadirán a los Servicios Centrales de Barcelona, ubicados en la Zona Franca, a las tres delegaciones de Girona, Lleida y Tarragona, y a la oficina de Poblenou, que abrió en febrero. Por otra parte, también se abrirán 13 oficinas compartidas con entes locales y supralocales adheridos a la red Tributs de Catalunya, que se ubicarán en Berga, Móra d’Ebre, Valls, el Vendrell, Tremp, Solsona, Olot, Ripoll, Cervera, Vielha, Vilanova y la Gelgrú, Igualada y l’Hospitalet.

EL OBJETIVO ES INCORPORAR 800 TRABAJADORES

Para hacer funcionar las nuevas oficinas se han seleccionado 256 trabajadores, la mayoría de los cuales son gestores tributarios y administrativos, que se han incorporado a lo largo del mes de agosto de manera progresiva. Contando estos nuevos empleados, la ATC tendrá una plantilla de 700 personas en septiembre. La intención es que a final de año sean 800.

Como el Estado vetó la posibilidad que la ATC contratara personal que trabajaba en la agencia tributaria española, el organismo ha buscado “alternativas”, según explica Salvadó. Se han puesto en contacto con más de 20 másteres de fiscalidad para “captar talento” en la universidad y han favorecido la incorporación de los registradores de la propiedad, que en septiembre dejarán de hacer las liquidaciones de los impuestos cedidos. De hecho, 214 registradores de la propiedad han pasado a incorporarse a la ATC.

Te puede interesar

Para esta última convocatoria de 256 plazas, se presentaron 4.800 candidatos, hecho que “evidencia el éxito de talento”, asegura Salvadó.

Más noticias de Sabadell