Toma pan y moja

Sí a las aberraciones gastronómicas: de las croquetas de paella a la paella de Kit Kat

Llega el polvorrezno, el polvorón con torrezno de Soria

Dónde comer barato estos días de puente en Barcelona

Restaurantes para disfrutar del puente en Barcelona

Croquetas y sándwich de paella. Al lado, una captura de TikTok de la paella de Kit Kat.

Croquetas y sándwich de paella. Al lado, una captura de TikTok de la paella de Kit Kat. / X / TikTok

Òscar Broc

Òscar Broc

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Si no te has enterado del dichoso croquetagate, es que vives en una cabaña aislada en la tundra rusa. La que se ha armado en este país por unas croquetas de paella (con chorizo). Ya están estos ingleses otra vez: ¡boicot a Marks & Spencer, España se rompe!

Me sorprende semejante sarpullido patriótico en defensa de la pureza de nuestra gastronomía, cuando no hace tanto, la famosa cadena de supermercados Tesco dejó que se colara otro monstruo de Frankenstein en sus estanterías. Hablo del sándwich de paella (con chorizo). Una entidad lovecraftiana más allá del entendimiento humano que te sume en profundo estado depresivo nada más verla y solo el estómago alienígena de Jar Jar Binks podría resistir. Me parece más ofensivo un sándwich que una croqueta de paella, pero, si mal no recuerdo, los aspavientos del personal no pasaron del chascarrillo.

Y qué decir del Dr. Moreau de la cocina, el canadiense Dre Pao. Desconozco qué agencia secreta ha pretendido desestabilizar España, pero la ofensiva en las postrimerías del año está siendo tocha. Resulta que al bueno de Pao se le ha ocurrido hacer una paella de Kit Kat (sin chorizo), sustituyendo todos los ingredientes de tan sacra receta por chocolatinas, cereales y yogur, entre otras lindezas. La imagen se queda impresa en tu cerebro durante horas, es posible que necesites apoyo psicológico para superarlo, pero ahí está. Y no pasa nada. 

Algo tienen las aberraciones gastronómicas, pues a los españoles nos encanta hablar de ellas. Y no hace falta mirar muy lejos, basta con recordar que en nuestra tierra tenemos turrón de patatas fritas, chocolate con anchoas o polvorones con torrezno. Y si falla la logística, siempre podremos recurrir a una receta españolísima reivindicada por David De Jorge: el bocadillo de Nocilla (con chorizo).