AZUL es una impresionante obra escultórica de hierro y madera de dos toneladas de peso y un impresionante volumen que representa al ser viviente más grande del planeta Tierra: la ballena azul. Con ella, sus creadores, Marcos Romero y Germán Consetti, pondrán a disposición de los que se acerquen a Illa Diagonal una instalación interactiva a la que se podrá entrar y que poder tocarse e incluso jugar con ella al tiempo que se adquiere conciencia del riesgo de extinción que pende sobre este increíble animal y la importancia que tiene su preservación.

Pensada como una obra didáctica y recreativa, AZUL incluye partes móviles e incorpora sonidos que evocan los cuatro elementos. Así, la cola efectúa un movimiento oscilante que reproduce el sonido que hacen las olas al arrastrar cantos rodados de la Costa Brava, lo que representa el elemento tierra. Cientos de palitos recogidos del mar recorren la cavidad torácica hasta el corazón y cuando se tocan recrean el sonido de la lluvia, con lo que evoca el agua. Unos embudos metálicos situados en la mandíbula simulan los cantos de las ballenas representando así el aire. Finalmente, unas cuerdas situadas a cada lado de la boca vibran, lo que figura el cuarto elemento, el fuego.

La idea para la creación de AZUL partió de la obsesión de uno de sus dos creadores, Marcos Romero, por recoger los pequeños fragmentos de madera y piedras que dejaba el mar en la orilla cerca de su hogar. En septiembre del pasado año 2018 inició la construcción de esta obra y la idea, muy básica en su origen, fue cobrando envergadura según iba avanzando. El Esqueleto es de hierro industrial revestido de madera reciclada: madera de nogal salvada de una quema; madera de eucalipto caída durante una tormenta; y madera depositada por el Mediterráneo en diferentes calas de la Costa Brava, en la provincia de Girona. Un material rescatado y almacenado a lo largo de los últimos cinco años.

Manu Da Costa

Un barcelonés y un argentino

El barcelonés Marcos Romero (1971) lleva 20 años dedicándose a la creación artística. Empezó con la pintura, a la que dedicó siete años de su vida. Más adelante descubrió su pasión por la naturaleza y dedicó su tiempo pintando desiertos, abejas y hormigas hasta que tomó la decisión de cerrar ese ciclo pictórico. En 2006 y con la tierra como principal motivo de inspiración, inició su trayectoria como escultor, ocupación que comparte con su pasión por buscar tesoros escondidos en playas, bosques y ríos y a través de ellos revelar la belleza de los materiales (madera, piedra, metal…) convirtiéndolos en esculturas de caballos, arañas, pájaros, pulpos, etcétera.

El otro autor de AZUL es el argentino, de Córdoba, Germán Consetti (1975), que llegó a Barcelona en el año 2000. En su día estudió Literatura y trabajó con el autor de cómics Yabar, dos experiencias que le han resultado de gran utilidad a la hora de realizar su transición al campo de la escultura. El objetivo de su obra es manifestar las imágenes oníricas y fantásticas que habitan nuestro inconsciente. Con la manipulación de metal, cerámica, madera y otros materiales orgánicos, deja al margen la búsqueda de la estética para centrarse en la emoción que subyace en la materia. Sus trabajos se han podido apreciar en exposiciones individuales y colectivas en Barcelona a través de los últimos años.

Manu Da Costa

La construcción de AZUL se ha llevado a cabo en el edificio Freixas de L´Hospitalet de Llobregat, un lugar que en los años 60 funcionó como almacén de una prestigiosa marca de televisores. Actualmente este espacio, que nació de la necesidad de generar un local de encuentro y trabajo para artistas plásticos y creadores y en donde cupieran técnicas de trabajo y metodologías creativas diferentes, es un referente del área metropolitana de Barcelona y en donde se generan sinergias y diálogos muy fructíferos culturalmente. Allí coinciden artistas de diferentes disciplinas como el diseño, la escultura, la fotografía, la restauración, la serigrafía o la impresión digital.

La instalación AZUL se podrá visitar desde el 18 de marzo al 6 de abril en el hall principal de L´Illa Diagonal, Av. Diagonal, 557, Barcelona.