Tras la retirada de su escaño

Juvillà evita el choque con Borràs y pide no "mistificar" la desobediencia

  • La CUP mantendrá el escaño del ya exdiputado vacío hasta que haya sentencia firme del Tribunal Supremo

Pau Juvillà.

Pau Juvillà. / ACN / Roser Gamonal

1
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Responsable de la sección de Política.

Escribe desde Barcelona

ver +

El ya exdiputado de la CUP, Pau Juvillà, se enteró de su baja como parlamentario hace un par de días, al recibir el SMS de la tesorería de la seguridad social: "No tengo ninguna comunicación del Parlament de que yo haya dejado de ser diputado". Así lo ha desvelado en una entrevista en Catalunya Ràdio, en la que ha negado que la presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs, planteara una única propuesta para defender su escaño. "Nosotros siempre dijimos 'sí', 'sí'. No creo que nadie dijera 'no'", ha replicado a la retahíla de reproches de Borràs, ayer, en RAC-1.

Juvillà ha tratado de no entrar en el terreno de los reproches. De hecho, ha esquivado cualquier dardo a la presidenta después de que culpara a ERC y CUP de la falta de unidad independentista contra la Junta Electoral Central (JEC). "Esto va de una lucha colectiva, plural y pública", ha espetado, constatando que el independentismo ya venía fragmentado desde el 14-F y que pese a los esfuerzos, no ha habido una acción conjunta que, a su juicio, sí debe existir en las próximas ocasiones.

Escaño vacío

"Hemos mistificado la palabra desobediencia", ha afirmado. "No hay una desobediencia en bucle, es una herramienta que se tiene que usar en momentos determinados. Nosotros hemos desobedecido y por eso tenemos unas consecuencias", ha añadido sobre su sentencia a una inhabilitación de seis meses y una multa de 1.080 euros por no retirar lazos amarillos en su despacho en la Paeria de Lleida cuando era concejal en 2019.

Noticias relacionadas

Con esto, ha explicado, hay que evaluar en cada momento cuando debe prevalecer el desacato en beneficio del independentismo y estudiar antes el "sentido político" de esa actuación: "Ni renunciábamos al escaño, ni nos aferrábamos a él", ha recordado sobre su caso, deslizando que el plan era intentar defender su escaño hasta que hubiera una sentencia firme por parte del Tribunal Supremo, como prevé el reglamento del Parlament, no antes.

Juvillà también ha avanzado que la siguiente en la lista por Lleida no recogerá las credenciales, por lo que la CUP continuará con un escaño vacío durante un plazo de tiempo, al menos hasta que el fallo sea firme.