La carrera electoral municipal

Elsa Artadi, la apuesta conservadora de Junts buscando el cuerpo a cuerpo con Colau

  • El partido optará por no basarse solo en el independentismo, sino en ofrecerse como alternativa a las izquierdas

  • Se asume que el reto es notable tras el bajón del 2019, pero no habrá fichaje externo para sustituir a la alcaldable

Entrevista con Elsa Artadi, presidenta de Junts per Catalunya en el ayuntamiento de Barcelona.

Entrevista con Elsa Artadi, presidenta de Junts per Catalunya en el ayuntamiento de Barcelona. / Ferran Nadeu

3
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Salvo los cuatro años del único mandato de Xavier Trias, la capital de Catalunya nunca ha sido gobernada por un independentista convergente, posconvergente o exconvergente. Solo Ernest Maragall ha logrado ganar las elecciones en la ciudad pero no ha logrado la vara de alcalde. Los comicios de 2023 son claves para JxCat en toda Catalunya y en especial en Barcelona, donde sobrevuela un debate de fondo: ¿logrará Elsa Artadi mejorar los malos resultados que cosechó en 2019?

Para esclarecer debates internos, Artadi ya dio el paso el pasado mes de octubre, con una conferencia en la que se postuló de nuevo como alternativa, y decidió dar un portazo al Govern y a Jordi Sànchez, secretario general de Junts, renunciando a ser vicepresidenta del Ejecutivo de coalición con Pere Aragonès a la cabeza. La decisión, según Artadi, solo obedecía a una cosa: optar de nuevo a la alcaldía de Barcelona.

Es la única precandidata a las primarias y hasta el 3 de febrero tendrá que recabar el apoyo del 20% de los militantes barceloneses para ser proclamada oficialmente. En Junts están tan convencidos de que Artadi será la candidata como inseguros se sienten respecto a los resultados que ofrezca esta apuesta. Tres son las razones que motivan esta inquietud: los precedentes, el perfil de Artadi y la competición extrema que se producirá entre los 'comuns', Esquerra y el PSC por la alcaldía.

Mejorar resultados

En el cuartel general del partido se marca un objetivo: mejorar resultados. La alcaldía está lejos. El precedente de Artadi, que bajó de 10 a 5 concejales, no invita al optimismo. Aseguran que el ciclo ahora es distinto, por el desgaste del actual gobierno de 'comuns' y PSC y el perfil de Ernest Maragall, candidato de ERC si nada cambia en los próximos meses.

Respecto al perfil de Artadi, en Junts son conscientes de que la imagen poco progresista que trasmite la candidata no favorece a las aspiraciones de la formación en una ciudad que ha mostrado siempre una tendencia a premiar candidaturas de progreso. Se espera de ella, como ha prometido, que se vuelque en Barcelona intensamente durante los próximos meses, más allá de sus tareas como diputada y portavoz del partido.

La clave, aseguran en Junts, será hacer una campaña no basada en el eje independentista, sino en intentar aglutinar los distintos descontentos con el gobierno la ciudad con un mensaje: "Nada más diferente a Colau que Elsa". Se incidirá en el mensaje socioeconómico y en la alternativa tanto a socialistas, republicanos y 'comuns'.

¿Alternativas o rumores?

Las opciones alternativas a Artadi, que hoy por hoy son solo rumorología, obtienen una respuesta clara en el partido: no habrá experimentos ajenos al día a día de la ciudad y la candidata será ella salvo que se presentase una alternativa mejor, que aceptara ir a los comicios. No existe tal alternativa. Solo Xavier Trias, si deseara volver, podría generar un terremoto suficiente para desbancar a la candidata, pero esta cuenta al 100% con el apoyo del exedila, así como el del 'conseller' de Economia, Jaume Giró. No habrá, salvo sorpresas, quien le haga oposición interna a la diputada, pese a que no genere un entusiasmo generalizado.

En cuanto a la batalla por la alcaldía que librarán 'comuns', ERC y PSC, en Junts son conscientes de que ello debilitará la capacidad de Artadi para competir y aparecer como una opción plausible. Una de las claves será el tono que utilice durante la larga precampaña. La dureza bronca contra Ada Colau y los dardos a Ernest Maragall pueden ayudarle a tener protagonismo pero pueden ser contraproducentes si, según el barómetro municipal, los 'comuns' siguen optando a revalidar la alcaldía.

Noticias relacionadas

Mucho menor en el terreno de las preocupaciones, también debe consignarse la voluntad del nuevo partido de derecha catalanista, Centrem, de presentarse a los comicios. Los pocos votos que obtenga esta enésima experimentación posconvergente pueden ir en detrimento de Artadi.

Por último, pero no menor, en Junts sostienen que la apuesta de Artadi, pese a las grandes dificultades, es heredera en actitud a la de Trias, que tuvo que presentarse en tres ocasiones para lograr finalmente ser alcalde. Artadi se presenta a sus segundos comicios. Su apuesta, pues, el medio y largo plazo.