Investigación judicial

La Policía apunta en la trama de malversación del Consell Esportiu de L'Hospitalet al concejal que sigue en el cargo

  • La UDEF destaca la "pasividad, permisividad o dejadez" ante la falta de control de las subvenciones, el "afán de lucro" del Consell Esportiu y el "enriquecimiento ilícito"

El director del Consell Esportiu de L’Hospitalet, Eduard Galí, en el registro de junio de 2020.

El director del Consell Esportiu de L’Hospitalet, Eduard Galí, en el registro de junio de 2020.

4
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

La Policía Nacional sitúa al actual teniente de alcalde de L'Hospitalet de Llobregat, Cristian Alcázar, como uno de los responsables de la trama de presunta malversación de fondos en el Consell Esportiu de esta localidad, una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la promoción del deporte. En los informes aportados a la causa, los investigadores destacan la "pasividad, permisividad o dejadez" ante la falta de control de las subvenciones públicas por valor de unos 200.000 euros anuales, así como una posible ocultación de ingresos, desbarajuste contable y posible "enriquecimiento ilícito", entre otras irregularidades. Los agentes no implican en esta parte de la investigación a la alcaldesa de la ciudad, Nuria Marín, que sigue imputada por, supuestamente, hacer caso omiso a las advertencias sobre las anomalías. Algo que ella negó ante el juez.

El último informe de la Policía, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, sostiene que existía "un afán de lucro en una entidad que nada tiene que ver con el sector privado (en el que sí existe ese ánimo de obtener beneficios)". El Consell Esportiu se nutre de subvenciones públicas, por lo que "tiene que justificar el destino que se le da al montante percibido, que no es otro que el de revertirlo en el sector deportivo" de la ciudad y, sobre todo, en actividades para escolares. Los agentes tienen en el punto de mira ahora los incentivos o "beneficios", según correos electrónicos hallados, a repartir en el seno de la entidad. "Se oculta de forma reiterada el beneficio real obtenido", resaltan.

En este mismo sentido, otros atestados de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional relatan las presuntas irregularidades en la tramitación de una subvención del ayuntamiento al Consell y destacan que "una de las irregularidades de mayor calado" es "la declaración de una cifra de ingresos mucho menor a la obtenida". No obstante, precisan los informes, es "la falta de control" por parte del consistorio la que permitía esta situación.

Connivencia de los imputados

"Esta falta del debido control es aparentemente atribuible en responsabilidad al Ayuntamiento de L'Hospitalet por ser el otorgante de la subvención pública", insisten los agentes. "Dicha falta de control se traduce en opacidad para conocer el coste total de cada una de las actividades subvencionadas, así como el dinero con el que se cuenta para llevarlas a cabo, generándose de esta forma un marco idóneo que favorece la comisión delictiva de administración desleal, malversación y obtención de subvenciones indebidas".

Cristian Alcázar Esteban, en una foto de su perfil en redes sociales.

/ TWITTER CRISTIAN ALCÁZAR

La Policía concreta que "los actores" que participan "en la elaboración de dicha estructura" son los responsables del propio Consell Esportiu, y técnicos del área de Deportes del ayuntamiento. A su entender, existe "connivencia" entre Cristian Alcázar, que todavía es teniente de alcalde y fue presidente de la entidad; Eduard Galí, exdirector del Consell; y los técnicos municipales "responsables de la verificación de las subvenciones". También está imputado el exconcejal Cris Plaza, que dimitió de su cargo al estallar el escándalo y había ocupado cargos de responsabilidad en la entidad investigada.

Los principales implicados siempre han negado las irregularidades y en sus declaraciones han negado descontrol de las subvenciones, pues pasaban, explicaron, por dos auditorías, una de la entidad y otra del ayuntamiento, a la vez que descargaron responsabilidades en el contable del Consell, ya fallecido, en una trabajadora y en el edil que denunció, Jaume Graells, según fuentes conocedoras de los interrogatorios.

"Reiterada omisión"

Noticias relacionadas

La Policía, sin embargo, insiste de la "reiterada omisión" por parte de los órganos municipales que deben controla las subvenciones de exigir al Consell información "clara" sobre las mismas. Ello provoca, opina, "no conocer el coste real de los proyectos" a los que van destinados las partidas, "impide" conocer si la entidad "obtiene beneficios" en aras de un "lucro personal" y permite "una total libertad y margen" para "elegir que facturas le cuadran" para cargarlas a la subvención y cuales se harán responsable la entidad.

En sus atestados, los agentes recuerdan que Alcázar, que fue presidente del Consell hasta 2019 y es teniente de alcalde, fue miembro de la comisión del convenio firmado entre el consistorio y la entidad, lo que "podría comprometer la libertad de actuación de sus subordinados en el área de deportes del ayuntamiento". Los informes subrayan que los miembros de la comisión directiva del Consell designados por el consistorio también eran las personas que luego, desde el ayuntamiento, eran los responsables de controlar las subvenciones otorgadas.

Los protagonistas


Cristian Alcázar. Segundo teniente de alcalde de L'Hospitalet. Continúa en el cargo. Primer secretario de la federación del PSC de esta localidad. Presidente del Consell Esportiu hasta 2019. Le sustituyó el que fuera concejal Cristian Plaza, otro de los imputados. Fue detenido por la Policía.

Cristian Plaza. Exrresponsable de Deportes del ayuntamiento. Dimitió de este cargo y después dejó el acta de concejal. Las fuentes consultadas aseguran que era amigo de otro protagonista de este asunto, Jaume Graells. Fue detenido por la Policía.

Jaume Graells. Denunciante. Exteniente de alcalde de Educación, Juventud y Deportes. No renunció al acta de concejal. Sigue en el grupo socialista, pero sin responsabilidad.

Eduard Galí. Fue director del Consell Esportiu de L'Hospitalet, entidad sin ánimo de lucro. Sustituyó a Cristian Plaza en este puesto. Fue detenido por la Policía.

Núria Marín. Alcaldesa de L'Hospitalet. Fue detenida en diciembre de 2020. Se le atribuye no actuar cuando Graells le explicó las irregularidades. Ella negó ante la jueza pasividad e inacción y alegó que impulsó de forma inmediata una auditoría para aclarar las irregularidades.