Investigación judicial

La Policía cuestiona al Ayuntamiento de L'Hospitalet en el control de subvenciones del Consell Esportiu

  • En el marco de una nueva línea de investigación, la juez volvió a tomar declaración como investigados el mes pasado a Alcázar, Plaza y Galí

La Policía cuestiona al Ayuntamiento de L'Hospitalet en el control de subvenciones del Consell Esportiu
4
Se lee en minutos
EFE

La Policía Nacional considera que el Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelonès) actuó con "pasividad, permisividad o dejadez" al controlar la información de las solicitudes de subvención del Consell Esportiu, que una juez investiga por desvío de fondos.

Así lo pone de manifiesto el grupo de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF), que indaga la presunta trama de desvío de subvenciones de la entidad, en dos informes, a los que ha tenido acceso Efe, que han propiciado la nueva línea de investigación judicial por supuestas irregularidades en un crédito solicitado por el Consell Esportiu.

En el marco de esas nuevas diligencias, la juez volvió a tomar declaración como investigados el mes pasado al teniente de alcalde de L'Hospitalet Cristian Alcázar, el exconcejal Cristóbal Plaza y el director del Consell Esportiu de L'Hospitalet de Llobregat (CELH), Eduard Galí.

Aún a la espera del informe sobre del análisis policial del móvil de la alcaldesa de L'Hospitalet y presidenta de la Diputación de Barcelona, la socialista Núria Marín, que está imputada por omisión del deber de perseguir delitos, los últimos informes policiales aportados a la causa apuntarían a una falta de fiscalización municipal sobre el Consell Esportiu y sobre la información que la entidad aportaba para recibir las subvenciones.

La independencia del Consell Esportiu

Asimismo, la Policía Nacional cuestiona la independencia del CELH respecto del Ayuntamiento, dado que la entidad comparte edificio con el Área de Deportes del ayuntamiento y su comisión directiva está formada, en parte, por el mismo personal municipal que debe revisar la subvención, y advierte sobre la vinculación partidista de la directiva del ente con el PSC.

"Se ha encontrado un lazo que conecta ambas partes (el Consell Esportiu y el Ayuntamiento) con la composición de su Comisión Directiva, pues esta refleja un claro control de este órgano por personas que están vinculadas al PSC, partido político que posee el gobierno del Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat", señala uno de los informes, que revela que en la directiva de 2019 diez de sus doce miembros eran militantes o tenían una clara adscripción al PSC.

En los informes, los investigadores ven irregularidades en los expedientes de subvención que el CELH entrega al Ayuntamiento, donde presentan cifras de ingresos mucho menores a las obtenidas realmente, y afirman que estas anomalías podían detectarse "con comprobaciones aritméticas muy simples". "No obstante, es esa misma falta de control, encontrada en las sucesivas etapas de trámite del expediente, la que lo deja pasar por alto", concluyen.

Otros temas investigados son el cobro por duplicado o incluso triplicado de algunos cursos de formación por los que recibía dinero de la subvención, se cobraba a los participantes y se obtenían ayudas de otras asociaciones o fundaciones. "Ha existido una presunción de concesión, desde el mismo momento en que el CELH solicita la subvención al Ayuntamiento de L'Hospitalet, todo ello a sabiendas de que los órganos encargados de fiscalizar, controlar o visar el contenido de la documentación que se aporta, no realizan la labor que les corresponde, ya no por laxitud, sino por inexistencia de dicho control", enfatizan.

Errores en el presupuesto

Una prueba de esta falta de control son unos "informes técnicos" que el mismo CELH remite al Ayuntamiento, donde admite errores en su presupuesto, "con desviaciones poco justificables", según la UDEF, y, sin embargo, ningún órgano municipal "ni le requiere ni le apercibe para justificar debidamente dichos errores".

En uno de estos informes técnicos, que se emiten en reiteradas ocasiones, el entonces director del CELH, Cris Plaza, se disculpa por los "diversos errores en la confección del presupuesto" e indica: "Podría entrar a enumerar uno por uno los errores particulares, pero considero, con toda franqueza, que ha sido un planteamiento global erróneo del presupuesto. Y, por lo tanto, tomamos nota porque no hemos estado acertados y en la próxima temporada no sucederá lo mismo".

Mensajes de Whatsapp

En otros informes incluidos en el sumario, a los que ha tenido acceso Efe, la Policía Nacional reproduce mensajes de Whatsapp que intercambiaron los principales investigados, en los que aluden a la alcaldesa Núria Marín y el exsecretario general de Deportes de la Generalitat Gerard Figueras, también imputado en la causa. En una de estas conversaciones, de 18 de febrero de 2020, Plaza asegura a Galí que Figueras está "a tope" con ellos y que éste "llamará a Núria y pasará un informe positivo" sobre sus "rendiciones de cuentas".

En chats posteriores, del 22 de mayo de 2020, Plaza y Galí se muestran expectantes por ver "qué movimientos va habiendo por arriba", hablan de "parar los pies" a Graells y demostrar su "soledad" y el primero dice que llamará a Marín: "Le voy a decir a la alcaldesa que voy a proponer una remodelación de cargos en la junta. Que lo saque de la vicepresidencia (a Graells)".

Noticias relacionadas

Para la UDEF, de la conversación de febrero "se desprende una connivencia" entre el entonces presidente del CELH, Cristóbal Plaza, y Gerard Figueras dado que éste "parece ser que llama directamente a la alcaldesa para informarla positivamente de la rendición de cuentas del CELH".

Más noticias de L'Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO