Acto político

El Rey entrega este lunes los despachos a jueces en Barcelona tras su ausencia forzada en 2020

  • Felipe VI coincidirá además con Aragonès y Colau en un acto de Foment tras el plantón de ambos en septiembre

El Rey Felipe VI, en un reciente acto en Córdoba.

El Rey Felipe VI, en un reciente acto en Córdoba. / EFE

4
Se lee en minutos
EP

El Rey Felipe VI regresa este lunes a Barcelona para presidir la entrega de despachos a los nuevos jueces tras su ausencia el año pasado por decisión del Gobierno en el que es el sexto viaje a la Ciudad Condal y que también incluirá un acto organizado por Foment del Treball en el marco de su 250 aniversario, donde coincidirá tanto con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, como con la alcaldesa, Ada Colau.

La presencia de Don Felipe en la entrega de despachos es significativa habida cuenta de la polémica suscitada por su ausencia hace un año, la primera vez que el Rey no asistía a este acto desde su llegada al trono en 2014.

La Casa Real declinó la invitación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), tras haber confirmado inicialmente su presencia. Posteriormente trascendió que fue el Gobierno el que tomó la decisión, en un contexto en que estaba a punto de confirmarse la inhabilitación del expresident Quim Torra y el Ejecutivo estaba en plenas negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado.

En esta ocasión, el Rey presidirá el acto que tendrá lugar a mediodía en el Auditori de Barcelona para la entrega de despachos a 134 mujeres y 54 hombres de la septuagésima promoción de la Escuela Judicial. El acto contará también con la intervención del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; y el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez.

A última hora de la tarde, Don Felipe asistirá al acto de Foment del Treball en el que se entregarán las medallas conmemorativas de los XIV Premis Carles Ferrer Salat y en el que volverá a coincidir con Aragonès, además de con Colau, después de que ambos le dieran plantón el pasado septiembre durante el Salón del Automóvil.

En este evento, al que también acudirán la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y los presidentes de Valencia, Ximo Puig; de Baleares, Francina Armengol; y de Aragón, Javier Lambán, está previsto que Aragonès pronuncie un discurso, al igual que el Rey.

Fuentes de Presidencia de la Generalitat han justificado la presencia porque consideran "relevante para el país" que una organización como Foment cumpla 250 años, porque es un acto organizado por la patronal catalana y no por la Casa Real, y porque van también Puig y Armengol, regiones con las que el presidente catalán está tratando de fortalecer las relaciones.

Los viajes del Rey a Barcelona se han sucedido este año, aunque no en todos ha coincidido con Aragonès o han asistido representantes de la Generalitat. La llegada de Aragonès al Govern ha supuesto un cambio en lo relativo a la relación con la Casa Real, algo a lo que también parece haber contribuido la reanudación del diálogo con el Gobierno central. Así, aunque el entonces presidente en funciones no acudió en marzo a la visita que don Felipe y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hicieron a la planta de Seat en Martorell, posteriormente sí que han coincidido.

Aragonès y el Rey coincidieron en junio a la reunión anual del Círculo de Economía y en el World Mobile Congress (WMC). El presidente de la Generalitat no solo asistió al acto del Círculo de Empresarios en que estaba el Rey el 16 de junio sino que se vio forzado a tener que saludarle, aunque no le recibió a su llegada. El 27 de junio volvieron a verse en la segunda cita.

Aunque con ello se puso fin a la ausencia de miembros de la Generalitat en actos con presencia del Rey, el boicot iniciado con Quim Torra en junio de 2018 parece mantenerse, a tenor de lo señalado este viernes a Europa Press por fuentes de la Generalitat. En su momento, el entonces 'president' se comprometió a que ningún miembro del Govern iría a actos convocados por la Casa Real ni la Generalitat invitaría al monarca a ningún acto en Cataluña. Las fuentes consultadas han dicho que este es el criterio que se utiliza y que por ello Aragonès asiste a actos organizados por otro actor que considere importante para Cataluña independientemente de si va o no Felipe VI.

Noticias relacionadas

"El presidente es el presidente de Cataluña y, por tanto, la presencia del monarca no puede condicionarlo", han argumentado las fuentes, que insisten en que el jefe del Ejecutivo catalán debe ir a cualquier acto que en el considere que debe estar. Don Felipe, junto con la Reina y la Princesa de Asturias, regresó a Barcelona el 1 de julio para la entrega de los premios Princesa de Girona, única ocasión desde el 'deshielo' por parte de la Generalitat en la que el Govern no envió representantes ya que se cumplía la condición de que era un acto organizado por Casa Real.

El monarca tampoco se vio con Aragonès en la inauguración junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Salón Internacional del Automóvil el pasado 30 de septiembre. Los Reyes volvieron a la Ciudad Condal a mediados de octubre para la entrega de los Premios Planeta. Al primero de los eventos la Generalitat envió al consejero de Trabajo, Roger Torrent, y al segundo a la de Cultura, Natalia Garriga.