Resaca parlamentaria

El PSC cree que la legislatura catalana "no tiene recorrido" porque el Govern "está roto"

El PSC cree que la legislatura catalana "no tiene recorrido" porque el Govern "está roto"
2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

Hace justo seis meses que Pere Aragonès se convirtió en presidente de la Generalitat, y su Govern acaba de superar el primer trámite para aprobar los presupuestos de 2022. Pero la agónica negociación que ha desembocado en ese acuerdo, y las evidentes fricciones que ha provocado entre ERC y JxCat, llevan al PSC a considerar no solo que la mayoría independentista está "rota" -por el desmarque de la CUP-, sino que también lo está el Ejecutivo. En consecuencia, sostienen que la legislatura catalana "no tiene recorrido".

Se trata de una apreciación que podría tener una traslación práctica a partir del 22 de diciembre. Ese día se cumplirá un año de la última disolución -automática, en ese caso- del Parlament, y Aragonès podría volver a convocar elecciones.

Parece claro que esa no es la voluntad del 'president', y los socialistas no se atreven, al menos de momento, a pedirle abiertamente que lleve a los catalanes a las urnas apenas un año después de las últimas autonómicas. La portavoz parlamentaria del PSC, Alícia Romero, sí ha preguntado a Aragonès "hacia dónde vamos" y "con quién quiere hacer el recorrido". 

Tres tropiezos

"La legislatura ha empezado mal, y lo que empieza mal no puede acabar bien. Tenemos rota la mayoría y tenemos roto el Govern. Hemos visto tres tropiezos importantes entre socios: con el aeropuerto, con la mesa de diálogo y ahora con los presupuestos. La legislatura no tiene mucho recorrido, creemos. El 'president' es quien debería tomar una decisión al respecto", ha añadido.

Preguntada por si el PSC cree que esa "decisión" que le reclama a Aragonès debería concretarse en que convocase nuevas elecciones, Romero no ha querido ir más allá. "El 'president' es el único que puede convocar elecciones, y a partir del 22 de diciembre podrá hacerlo. Él es quien deberá valorar cómo está el Govern, y decidir si de esta manera se puede continuar cuatro años o el país merece una alternativa, como pensamos nosotros. Pero es triste que, a solo seis meses de la investidura, estén preguntando por unas nuevas elecciones", ha dicho.

Enfrentamiento público

Noticias relacionadas

El Govern consiguió iniciar la tramitación parlamentaria de los presupuestos, pero exhibió una profunda división entre ERC y JxCat. Quizás el momento más gráfico llegó cuando, molestos por la intervención del diputado posconvergente Joan Canadell -que les estaba acusando que "autonomistas"-, Aragonès y varios 'consellers' republicanos abandonaron el hemiciclo.

Para los socialistas, el hecho de que fueran los 'comuns' los que finalmente propiciaran, con la abstención de sus ocho diputados, la tramitación de las cuentas no significa que en Catalunya se hayan roto los bloques identitarios. "No creemos que eso rompa ningún bloque. Aragonès podría haberlo hecho si se hubiese puesto a negociar con los socialistas. Pero sigue en los bloques, y ahora ha tomado una decisión improvisada para iniciar este trámite de los presupuestos", ha dicho la portavoz del PSC.