Buscando apoyos

Los socios del Gobierno se muestran "cautos" y piden abrir la negociación de Presupuestos

  • Rufián sostiene que aún no se han producido conversaciones formales con el Ejecutivo

Gabriel Rufián, portavoz de ERC, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de este 12 de mayo. 

Gabriel Rufián, portavoz de ERC, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de este 12 de mayo.  / EFE / CHEMA MOYA

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El Gobierno de coalición ha aprobado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022. Ahora, solo falta -y no es un mero trámite- lograr el visto bueno del Congreso. PSOE y Unidas Podemos lograron el pasado año 189 'síes' (muy por encima del mínimo necesario de 176) y confían en recabar un numero de apoyos similares. Los socios del Ejecutivo -ERC, PNV, EH Bildu, Más País, Compromís...- aseguran estar por la labor. Al menos, de sentarse a dialogar. Eso sí, pasados estos dos días en los que el Gobierno se ha volcado en grandes anuncios, quieren ver la letra pequeña de las cuentas y empezar la negociación. Sus votos, avisan, hay que "sudarlos".

Un año después de que se formara el ya conocido como 'bloque de los Presupuestos' y con Ciudadanos autoexcluido de la ecuación, voces de todos los partidos que apoyaron a socialistas y morados entonces sostienen que su respaldo no está garantizado. Más aún, cuando el Gobierno todavía no les ha informado de los detalles. "No sabemos su contenido exacto", explican fuentes de los republicanos catalanes. Desde EH Bildu mandan un mensaje similar: "Estamos la espera de conocer más detalles del proyecto". En el entorno de Íñigo Errejón recalcan esa "cautela", aunque en Más País deslizan que, a grandes rasgos, los Presupuestos "suenan bien".

Este jueves, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguraba que en las últimas semanas las conversaciones con sus socios principales -mencionaba a ERC y al PNV- estaban siendo "intensas" y transcurrían con "normalidad". Incluso, ha desvelado que ya han incluido algunas de sus exigencias en las cuentas públicas. Al otro lado de la mesa, parecen no verlo igual. El portavoz de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, ha asegurado que "no ha habido conversaciones formales". Otras formaciones aseguran, en público y en privados, que los encuentros se resumen en un par de citas.

Discrepancias

"Estamos lejos", ha apuntado Rufián sobre las posiciones del Ejecutivo y de ERC, cuyos 13 diputados son esenciales para la aprobación de los Presupuestos. El dirigente catalán ha asegurado que quieren empezar "el periodo de la negociación" y que están dispuestos a hablar. Preguntado por la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat, ha defendido que hay que "aislarla" de cualquier otro debate. Ahora bien, ha reconocido que más allá de las cuentas públicas, tienen otros frentes abiertos con el Ejecutivo: la ley de Universidades, la reforma de las pensiones, la ley de Memoria Histórica o la ley de comunicación audiovisual.

ERC no quiere negociar sola. A la alianza que mantienen con EH Bildu -suelen votar en el mismo sentido-, quieren sumar la fuerza de los cuatro diputados de Junts que votaron 'no' a los Presupuestos de 2021. El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès, pidió el pasado miércoles a sus socios en Catalunya hacer "propuestas concretas" que presentar al Gobierno. Aun así, Rufián ya ha avisado que los cuatro escaños de Junts no condicionarán la acción de su partido.

Noticias relacionadas

Fuentes de EH Bildu coinciden en que el Gobierno "aún no tiene los votos atados" y que le queda "un arduo trabajo por delante". La formación abertzale reivindican que negociarán con una "actitud constructiva y responsable", pero que no concederán "cheques en blanco" a socialistas y morados. El PNV, fie a su carácter discreto en las negociaciones, no ha desvelado nada sobre sus contactos con el Ejecutivo.

Completa el grueso de socios Más País. Fuentes del partido de Errejón recalcan que las "políticas expansivas y sociales", las cuales se arrogó la líder de Podemos, Ione Belarra, "suenan bien", y avisan de que intentarán incluir sus propuestas relacionadas con salud mental, transición ecológica y el precio de la luz.