Semana intensa para el PP

Casado llega a la convención con las encuestas de cara y el partido revuelto

  • Ayuso se ha convertido en coprotagonista del cónclave tras el choque interno por controlar el PP de Madrid

  • Dirigentes del partido lamentan que Génova haya cometido el error político de mostrar "la debilidad del líder"

Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado, en una conferencia el 7 de septiembre en Madrid.

Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado, en una conferencia el 7 de septiembre en Madrid. / Eduardo Parra / Europa Press

4
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

"Esta convención será recordada por todos", se pudo escuchar este jueves en la sede nacional del PP. La dirección del partido intenta mostrar el lógico entusiasmo antes de un cónclave de este estilo, con el que Pablo Casado ha proclamado que quiere "relanzar" al PP. Sin embargo, la realidad es que la gestión del choque interno con Isabel Díaz Ayuso durante todo el mes por el control de la formación en Madrid ha hecho que Casado no concentre todos los focos. De hecho, ella se perderá el acto del miércoles en su ciudad porque tiene un viaje de trabajo a EEUU y llegará sobre la bocina el sábado a València, a una mesa con el resto de presidentes autonómicos.

Casado ha planteado una convención "a la americana", como le gusta decir, con actos a lo largo de toda la semana en las cinco comunidades en las que presiden ejecutivos: el lunes, en Santiago; el martes, en Valladolid; el miércoles, en Madrid; el jueves, en Sevilla, y el viernes, en Cartagena. El sábado y domingo irán todos a València, porque la cúpula del partido quiere dar a conocer al nuevo líder del partido allí: Carlos Mazón, sustituto de Isabel Bonig.

El fracaso de las mociones de censura del PSOE y Cs en Murcia y Castilla y León y, en especial, el triunfo arrollador de Ayuso el 4 de mayo hicieron revivir a un Casado debilitado por el hundimiento en las catalanas. Ese empuje le ha permitido sacar cabeza en algunas encuestas privadas (no en el sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS) y hablar de "cambio de ciclo". En la Moncloa, sin embargo, consideran que el PP "está intentando forjar ese marco mental de que Pedro Sánchez está acabado" apoyándose en estudios con muestras "muy pequeñas, de 1.000 personas".

"En política hay muchas veces que tienes que tragar. Ayuso te neutraliza a Vox, igual que [Juanma] Moreno te juega por el centro", señala un diputado

Por eso, en un momento dulce para los conservadores, es más incomprensible todavía para los propios populares el laberinto en el que Ayuso y Casado se han metido. Ella considera que tiene que ser también la presidenta del PP de Madrid y reclama que el congreso interno se convoque ya para poder coger esas riendas. Casado, sin embargo, quiere evitar que su "amiga" de Nuevas Generaciones concentre más poder porque teme que pueda convertirse en una rival y usa su poder para no mover el calendario y que esas primarias sean dentro de nueve meses.

"Una estrella de rock"

Esa disputa en público ha provocado que barones, dirigentes regionales y diputados se hayan llevado las manos a la cabeza por el fondo, las formas y el momento. "El morbo de la convención será si la aplauden más a ella que a él y si se saludan con cariño o no", lamenta un parlamentario consultado por este diario y que, como el resto, no quiere aparecer con nombre y apellidos. Un barón con mando en un Ejecutivo considera que el equipo de Casado "ha sumado un error más en su labor de asesoramiento" y ha alentado una batalla sin sentido que está poniendo de relieve la "debilidad" del líder. Esa misma reflexión sobre "la falta de solidez del equipo" es compartida por una parte del grupo del Congreso, la que no controla el secretario general, Teodoro García Egea, el principal señalado por esas críticas.

"En política hay muchas veces que tienes que tragar. Ayuso te neutraliza a Vox, igual que [Juanma] Moreno te juega por el centro y se hace esta semana una foto con Ximo Puig [PSOE]. Debes tener diferentes registros. Con su enfrentamiento a Ayuso, una estrella de rock en estos momentos, Casado se ha puesto en contra a una parte de los votantes", reflexiona otro diputado.

En la Puerta del Sol se preguntan con chanza si la presidenta debía cambiar el viaje a EEUU "para escuchar" a Girauta y a Sarkozy, condenado por corrupción

Noticias relacionadas

El viaje a EEUU es una muestra más del poderío que se arroga una política desconocida hace dos años y medio. Sus colaboradores en la Puerta del Sol empezaron a preparar el viaje en junio. "En pandemia cuesta mucho cerrar reuniones y no es fácil cambiar fechas", argumentan sus asesores. Además, con cierta chanza se preguntan si Ayuso debía modificar su agenda "para escuchar a Juan Carlos Girauta" o al expresidente Nicolas Sarkozy, condenado por corrupción. Girauta, exdiputado de Cs, participará el martes en un debate sobre España con Aleix Vidal-Quadras, fundador de Vox, y el exmandatario galo acudirá el miércoles a la jornada de Madrid.

El martes, apuntan desde Sol, la madrileña ha apalabrado una entrevista con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el miércoles mantendrá una reunión con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y dará una entrevista a 'The Washington Post' "para vender Madrid". Esta semana las comparaciones están servidas (y pueden ser odiosas).

Temas

Pablo Casado