Ayuso arrasa y solo necesitará la abstención de Vox

Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP, antes de votar.

Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP, antes de votar. / José Luis Roca

Se lee en minutos

Isabel Díaz Ayuso se impuso este martes de manera incontestable en las elecciones autonómicas de Madrid. Ganó en todos los distritos de la ciudad y en todos los municipios de la comunidad menos dos. La presidenta y candidata a la reelección por el PP logró 65 escaños, más del doble de los 30 que tenía ahora, y solo necesitará la abstención de Vox (13 diputados) para su investidura, ni siquiera el voto afirmativo. El triunfo la convierte en una dirigente poderosa dentro del PP y también da oxígeno a Pablo Casado, necesitado de alegrías tras el hundimiento en Catalunya y el mal resultado en Euskadi. “Ayuso ha captado voto transversal, no solo ha dinamitado a Cs y frenado a Vox, también se ha ganado a votantes socialistas desencantados con Pedro Sánchez”, explicó a este diario anoche un asesor de Ayuso. 

“Hoy empieza un nuevo capítulo en la historia de España. Vamos a recuperar la convivencia, la unidad y la libertad que necesita”. Isabel Díaz Ayuso

La candidata empezó la carrera electoral colocada en primer lugar en las encuestas y su trayectoria fue ascendente. Logró imponer su marco de campaña y arrastró a sus contrincantes al debate falaz sobre la libertad, orillando y despreciando cualquier examen a su gestión. “Hoy elegimos el modelo de comunidad y de país que queremos a partir de mañana”, le dijo a la prensa poco después de votar. La candidata conservadora ha conseguido que cale que estas elecciones, que ella adelantó por miedo a una moción de censura de Cs réplica de la de Murcia, eran un plebiscito sobre Pedro Sánchez, un presidente de “un Gobierno radical de izquierdas” al que hay que echar de la Moncloa.

Mapa teñido de azul

Su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, un “inspirador” de su actividad política, como ella misma admitió en el mitin de cierre de campaña, ya se inventó el eslogan “váyase, señor González” para José María Aznar. Ahora, ya ha empezado a preparar el terreno para el “váyase, señor Sánchez”.

La victoria de Ayuso adelanta, según Casado, “un cambio de ciclo”. El líder del PP considera que el jefe del Ejecutivo se ha “desconectado” de la calle durante la pandemia. Ambos salieron a saludar al balcón de Génova a las diez y cuarto de la noche, con solo el 50% de los votos escrutados porque el mapa de Madrid estaba casi entero teñido de azul, con el PP imponiéndose en todos los municipios de la autonomía. “Se ha votado una manera de hacer política, de resolver los problemas de los madrileños (…) Y ha ganado la libertad (...) Hemos hecho una moción de censura al sanchismo”, dijo Casado ante sus seguidores recordando la palabra eslogan de la campaña de la aspirante popular. “Uniendo al constitucionalismo, se puede ganar a Sánchez. Hay partido. Hay una sociedad que quiere un cambio en España”, declaró en referencia a la desaparición de Ciudadanos y el techo que ha puesto a Vox Ayuso en Madrid.

“Uniendo al constitucionalismo, se puede ganar a Sánchez. Hay partido". Pablo Casado

Noticias relacionadas

También tomó la palabra la ganadora entre aplausos del millar de simpatizantes que le jaleaba, sin respetar la distancia por covid. “Esta forma de gobernar con opulencia e hipocresía de la Moncloa tiene sus días contados, ya está bien", exclamó antes de cargar contra el presidente del Gobierno: “El sanchismo no puede entrar en Madrid”.  

Ayuso no necesitará ni siquiera el respaldo de los diputados de Vox para su investidura, le valdrá la abstención. La candidata, con su perfil populista y discurso desinhibido, también ha logrado frenar a la formación ultra, que venía muy fuerte de la anterior convocatoria electoral, en Catalunya. El 14 de febrero logró 11 escaños en el Parlament frente a los tres del PP. El líder del partido, Santiago Abascal, confirmó anoche que votará a favor de la investidura y añadió que Vox será "decisivo" para que Ayuso saque "políticas de libertad" en la comunidad.