Sondeo demoscópico de junio

El PSOE saca 3,5 puntos al PP en plena polémica por los indultos del 'procés', según el CIS

  • Los socialistas bajan medio punto y ven cómo los de Casado se acercan

  • Podemos crece más de un punto y medio tras la salida de Pablo Iglesias

El PSOE saca 3,5 puntos al PP en plena polémica por los indultos del 'procés', según el CIS
3
Se lee en minutos
El Periódico

En mayo por las elecciones madrileñas y ahora por el debate sobre los indultos del 'procés', el PSOE de Pedro Sánchez sigue resistiendo el avance del PP de Pablo Casado y mantiene una ventaja de 3,5 puntos en estimación de voto, según el barómetro de junio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La distancia se ha reducido un punto en el último mes, en el que los socialistas (27,4%) han cedido medio punto a los populares (23,9%). El trabajo de campo se realizó en plena polémica por los indultos a los condenados por 'procés' del referéndum ilegal de 2017.

Documento

CIS de junio

La encuesta de mayo, tras las autonómicas madrileñas, ya había colocado al PSOE en su cota mínima de la legislatura, y ahora el partido de Pablo Casado aprieta aún más.

Podemos, mejor sin Iglesias

La encuesta, elaborada entre los pasados 2 y el 15 de junio, muestra que Vox perdería siete décimas y se quedaría en el 13%, en tanto que Unidas Podemos, ya sin Pablo Iglesias como líder, crecería con fuerza del 10,4 al 12%.

Por su parte, Ciudadanos subiría un poco, del 5,3% en la anterior encuesta al 5,7, en tanto que Más País-Compromís, continuaría con su senda ascendente hasta el 4,1%.

Como séptima fuerza parlamentara se sitúa ERC, que repunta hasta el 3,6%, más del doble que sus socios en el Gobierno de la Generalitat, JxCat, que se quedan en el 1,6% de los sufragios. La CUP crece dos décimas, hasta el 0,8%.

Díaz, estreno con victoria

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, se ha estrenado en el barómetro del CIS de este mes como la líder política más valorada del país, con una nota de 4,6. Díaz supera así al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que saca un 4,2, y a Íñigo Errejón (Más País), que también llega al 4,2. Con peores notas se sitúan los presidentes del PP, Ciudadanos y Vox, Pablo Casado (3,6), Inés Arrimadas (3,5) y Santiago Abascal (2,8), respectivamente.

Es la primera vez que el CIS pregunta por Díaz como líder de Unidas Podemos, ya que el mes pasado preguntó aún sobre Pablo Iglesias, ya que el sondeo de mayo coincidió con su anuncio de retirada de la política.

Ceuta y Melilla, ¿de Marruecos?

Por otro lado, un 20,3% de los españoles cree que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla habrán pasado a formar parte de Marruecos dentro de 20 o 25 años, frente a un 53,6% que asegura que seguirán siendo españolas. En cualquier caso, casi ocho de cada diez cree que, a día de hoy, son "tan españolas como Málaga o A Coruña", mientras que un 15,1% opina que, "en el fondo", marroquíes.

Estos datos figuran en dos preguntas incorporadas al muestreo tras la reciente crisis con Marruecos que desembocó en un aluvión migratorio por la frontera de Ceuta, y que según revela otra pregunta del barómetro, es un asunto que solo preocupa al 1,2% de los ciudadanos. También pregunta el CIS en su barómetro por la opinión que los españoles tienen respecto a la inmigración, calificada de "positiva" o "muy positiva" por el 55,6 de los encuestados, en tanto que el 27,1% la considera "negativa" o "muy negativa".

Noticias relacionadas

Por último, la mayoría considera que la peor de la crisis sanitaria derivada del coronavirus ya pasó y que, por ende, no es ya necesario que se adopten más medidas restrictivas. En concreto, la encuesta revela que el 75,7% piensa que lo peor de la pandemia ya ha pasado, frente a sólo un 9,2% que piensa que el país sigue "en su peor momento" y a un 6,2% que cree que "lo peor está por llegar".

El barómetro se ha presentado este viernes, dos días después de que el presidente del CIS, José Félix Tezanos, compareciera ante el Congreso en medio de las peticiones planteadas por la oposición para que presente su dimisión o sea destituido, e incluso que se abra una investigación al organismo que dirige.