Son cuatro millones más de las previstas

España recibirá 13 millones de vacunas de Pfizer en junio

  • Se pasará de una entrega semanal de 1,7 millones a 2,7 millones de dosis, "un salto de gigante", dice el presidente, en el proceso de inmunización que culminará a mediados de agosto

  • Sánchez se congratula de que se estén cumpliendo "a rajatabla" los objetivos que se marcó en abril. A primeros de junio, ya habrá 10 millones de vacunados

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto en la Moncloa con motivo de la modificación del artículo 49 de la Constitución, este 13 de mayo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto en la Moncloa con motivo de la modificación del artículo 49 de la Constitución, este 13 de mayo. / EFE / CHEMA MOYA

Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

El centro de la acción del Gobierno es la vacunación. Pedro Sánchez imprime en todas sus últimas intervenciones los progresos del proceso de inmunización, con la confianza de que la salida de la pandemia y la vuelta a la antigua normalidad y la recuperación económica tiñan a su favor el clima político y se logre anular así un efecto arrastre por el derrumbe de su partido en las elecciones madrileñas del 4-M. El presidente se reserva los principales anuncios respecto a los sueros contra el coronavirus, y de nuevo lo hizo este jueves: España, dijo, recibirá el próximo mes 13 millones de dosis de la vacuna de Pfizer. Serán cuatro millones más.

Se pasará así de una entrega semanal de 1,7 millones de dosis a 2,7 millones. "Durante el mes de junio nuestro país va a dar un nuevo salto cualitativo, de gigante, en la llegada de vacunas. Será un nuevo salto adelante en la vacunación y, por tanto, en la recuperación económica de nuestra normalidad previa a la pandemia", proclamó en la Moncloa en un acto organizado con motivo de la reforma del artículo 49 de la Constitución, que dará mayor protección a las personas con discapacidad y borrará el término "disminuido". Una modificación de la Carta Magna que el Ejecutivo quiere que sea muy puntual pero a la que da importancia por cuanto forma parte del paquete social que desea sacar adelante.

Sánchez subrayó que se están cumpliendo "a rajatabla" los objetivos que se marcó el Ejecutivo en abril. Dijo que en la primera semana de mayo habría cinco millones de personas con pauta completa, "y así ha sido", y en la primera de junio serán 10 millones ya los inmunizados. "Con estas 13 millones de vacunas [son cuatro millones más de las previstas en junio] vamos en línea recta hacia la inmunidad de grupo, es decir, que 33 millones de compatriotas estén vacunados a mediados de agosto. Y lo vamos a hacer como hacemos las cosas en este país, con humildad y también con determinación y con profesionalidad", agregó. Y recordó la cuenta atrás que él mismo puso en marcha en Atenas, el pasado lunes: "Quedan 97 días para que logremos definitivamente la inmunidad de grupo y podamos superar la pandemia" del covid-19.

El jefe del Ejecutivo presidió el acto en la Moncloa, acompañado de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Durante su intervención, Sánchez llamó a la "responsabilidad y conciencia cívica" a todos los grupos para aprobar por "unanimidad" la reforma del artículo 49 de la Constitución. La modificación que "destierra", recordó, el término "disminuido" que utilizó el constituyente en 1978 y reconoce los derechos y deberes de las personas con discapacidad.

"Un gran triunfo"

Una aprobación por unanimidad "es la respuesta que tiene que dar una España mejor y una España digan a casi cuatro millones de compatriotas", señaló por su parte Calvo, impulsora del proyecto. El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo, también aseguró que su entidad luchará para conseguir ese respaldo unánime a la reforma.

El Gobierno, en lugar de optar por una simple sustitución de un término por otro, aprobó el pasado martes, 11 de mayo, en Consejo de Ministros, una reforma del articulado entero, más ambiciosa, de "calado", y que pone a España a "la vanguardia". Es decir, que se cambia no solo el lenguaje, sino también la estructura y el contenido del precepto [ver redacción en el texto de apoyo que acompaña esta información]. Así, se incluye expresamente la participación activa de las organizaciones representativas en la adopción de las políticas públicas que les afectan y hace una mención expresa a la atención específica de las necesidades de mujeres y niñas con discapacidad.

Sánchez llama a todos los grupos a la "responsabilidad" para aprobar por "unanimidad" la reforma del artículo 49 de la Constitución

"Va a ser un gran triunfo para el movimiento de la discapacidad y para el propio país", subrayó Sánchez durante su alocución. El presidente mantuvo que para conseguir la igualdad y la inclusión de los discapacitados es necesario "facilitar la accesibilidad universal eliminando barreras no solo físicas sino también mentales", y también llevar esa inclusión a todos los ámbitos, desde la educación hasta la sanidad, pasando por el empleo o el medio urbano, informa Europa Press.

Sin los aforamientos

El Ejecutivo ya ha remitido a las Cortes su proyecto de reforma constitucional y no tiene ninguna pretensión de que se abra el melón del cambio en la Carta Magna. Lo dejó muy claro este miércoles Calvo en el Congreso. No se plantea, pues, la apertura de un proceso constituyente. "No es en lo que estamos, no es en lo que está el Gobierno ni de lejos", afirmó durante su comparecencia en la Comisión Constitucional y después de que algunos grupos plantearan revisiones más profundas.

La vicepresidenta sí admitió que "dar vueltas" con una reforma de la Ley Fundamental de 1978 "es un asunto recurrente para la parte que quiera usarlo". Pero esa actitud no puede ser óbice, defendió, para que se planteen cambios puntuales que se consideren precisos, para ir ajustando el texto. "Si esto no es así, no haríamos nunca nada, porque tendríamos que planteárnoslo todo".

El Gobierno se niega a abrir el melón constitucional. Será una revisión puntual y limitada

Noticias relacionadas

De este modo, el Gobierno lo que busca es "hablar con todos los grupos" para que se pueda proceder con celeridad a la modificación del artículo 49 y se deje de llamar "disminuidos" a las personas con discapacidad. Esta reforma ya se planteó al final de la primera legislatura de Sánchez, pero la disolución de las Cámaras hizo imposible su tramitación. Calvo se comprometió con las entidades representativas a llevar la reforma en cuanto decayera el estado de alarma. Lo que no ha hecho Sánchez es llevar a las Cámaras la revisión de los aforamientos de diputados, senadores y miembros del Ejecutivo, cosa que sí hizo en 2018. Fuentes próximas a Calvo sostenían esta semana que no era el momento y que no es un cambio que concite la unanimidad de los grupos.

El nuevo artículo 49 de la Carta Magna

El artículo 49 de la Constitución española, si no sufre cambios durante su tramitación en el Congreso y el Senado, quedaría redactado en los siguientes términos:


Artículo 49.


» 1. Las personas con discapacidad son titulares de los derechos y deberes previstos en este Título en condiciones de libertad e igualdad real y efectiva, sin que pueda producirse discriminación.


» 2. Los poderes públicos realizarán las políticas necesarias para garantizar la plena autonomía personal e inclusión social de las personas con discapacidad. Estas políticas respetarán su libertad de elección y preferencias, y serán adoptadas con la participación de las organizaciones representativas de personas con discapacidad en los términos que establezcan las leyes. Se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad.


» 3. Se regulará la especial protección de las personas con discapacidad para el pleno ejercicio de sus derechos y deberes.


» 4. Las personas con discapacidad gozan de la protección prevista en los tratados internacionales ratificados por España que velan por sus derechos.


» La reforma del artículo 49 de la Constitución española entrará en vigor el mismo día de la publicación de su texto oficial en el 'Boletín Oficial del Estado'. Se publicará también en las demás lenguas de España".