Tras decaer el estado de alarma

Sánchez descarta reformas legales y recuerda que las autonomías tienen alternativas a la alarma

  • El Gobierno se enmienda y asegura que hay "herramientas suficientes" para poner restricciones

  • Casado acusa al jefe del Ejecutivo de no haber querido aprobar una ley de pandemias

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, el pasado 10 de mayo en Atenas. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, el pasado 10 de mayo en Atenas.  / EFE / Yannis Kolesidis

Se lee en minutos

Queda debate para rato. 48 horas después de que finalizara el estado de alarma -en vigor desde hace seis meses- el Gobierno central, las autonomías y los partidos de la oposición no logran ponerse de acuerdo en cuál debe ser el sustento legal de las restricciones que eviten la propagación del coronavirus. Pedro Sánchez parece tener claro que las autonomías disponen de "herramientas suficientes" y que no hace falta retocar la legislación actual, enmendando al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que apuntó a posibles modificaciones. Presidentes autonómicos de todo signo parecen no verlo así y reclaman la vuelta al estado de alarma. El PP, por su parte, lanza una última petición "desesperada" para consensuar un 'plan b' a esta medida extraordinaria.

"El Gobierno tiene claro que ahora mismo todas las comunidades autónomas, en este estadio de la pandemia, tienen las herramientas suficientes para hacer frente al coronavirus", sentenció Sánchez desde Atenas, tras participar en un foro económico con su homólogo griego, Kyriakos Mitsotakis. El presidente del Gobierno cerró así la puerta que abrió Campo a "cambios legales adicionales" tras la respuesta que de el Tribunal Supremo a las medidas adoptadas por las autonomías. "Las comunidades tienen todos los instrumentos y, sobre todo, lo que tenemos es un proceso de vacunación que se va acelerando todos los días", reiteró Sánchez antes de señalar que en 100 días España alcanzará la inmunidad de rebaño vacunando al 70 % de la población. Sobre las aglomeraciones del pasado sábado, pidió "no bajar la guardia".

"Las comunidades tienen todos los instrumentos y un proceso de vacunación que se va acelerando todos los días"

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno

El propio Campo, que publicó este lunes una tribuna en 'El País' dejando caer esos posibles "cambios legales", se rectificó a las pocas horas. "La clave es ver que el estado de alarma no es la única solución para combatir la pandemia, porque hay montones de resoluciones y montones de normas que permiten adecuarlo, y eso es en lo que el Gobierno cree y, por eso, no está preparando ninguna norma que modifique, porque el sistema es suficiente", puntualizó.

A petición propia

El Ejecutivo deja en manos de las comunidades solicitar la medida extraordinaria


Varias comunidades criticaron que, sin el estado de alarma, serán los tribunales los que tengan que dar el visto bueno a las restricciones. Uno de los más críticos fue el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que subrayó que "el Supremo no puede ser un juzgado de guardia para solucionar problemas de lagunas legales". El jefe del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno, también lamentó la "decisión unilateral" de Sánchez que deja a las autonomías "sin un instrumento jurídico claro para luchar contra la pandemia". En una línea similar se había expresado ya el lendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page.

La respuesta del Ejecutivo a todos ellos fue la de rechazar un estado de alarma a nivel nacional dado que "ahora mismo el marco es tremendamente desigual en el territorio" de cada comunidad. Y, a continuación, dejó la pelota en el tejado de las autonomías. El ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, apuntó que los Gobiernos regionales pueden solicitar esta medida extraordinaria cuando lo deseen. "El Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría", dijo, recordando la fórmula de un estado de alarma a la carta que ofreció Sánchez el verano pasado.

El 'plan b'

"La absoluta irresponsabilidad del Gobierno de Sánchez cuesta vidas"

Pablo Casado, presidente del PP

A las críticas de las comunidades se sumó el líder del PP, Pablo Casado, que negó que las autonomías dispongan de las herramientas suficientes. En un acto organizado por el PPE, avisó a Sánchez de que su "absoluta irresponsabilidad cuesta vidas" y le responsabilizó de las imágenes vistas el sábado por la noche, cuando decayó la alarma, en las que miles de personas se aglomeraron en las principales plazas de las ciudades españolas. Según dijo, el descontrol vivido durante el fin de semana se debe a que Sánchez "no ha querido aprobar una ley de pandemias", como le ofrecieron los populares durante meses.

Noticias relacionadas

"Lo digo con pena y con la hemeroteca de nuestro lado porque llevamos desde abril de 2020 diciendo que hay que tener un plan alternativo al estado de alarma y que no se puede gobernar en la excepcionalidad constitucional eternamente, que ningún país lo ha hecho", reiteró antes de rogarle "desesperadamente" a Sánchez que se avenga a negociar un cambio en la legislación.

Todo lo contrario defendió Vox. El partido de extrema derecha anunció este lunes que recurrirá en los tribunales, por la vía de lo contencioso, cualquier decreto autonómico que imponga toques de queda o restricciones a la movilidad por la pandemia.