Juicio de las obras de la sede del PP

El investigador de la caja b del PP responde con la 'kitchen' al intento del abogado del partido de desacreditarle

  • El pregunta por qué no instó el registro del domicilio de Bárcenas y el inspector le responde con el dispositivo parapolicia

  • Las defensas ponen en duda las conclusiones del responsable policial de las pesquisas del 'caso Gürtel'

Luis Bárcenas.

Luis Bárcenas. / CAPTURA VÍDEO

Se lee en minutos

El tercer día de interrogatorio al inspector jefe de la UDEF a cargo del 'caso Gürtel' y la caja b del PP, Manuel Morocho, estuvo protagonizado por las defensas, que trataron de poner en duda ante el tribunal la versión del perito que asegura que la reforma de la sede central del partido se pagó en negro con donaciones de empresarios. El último en intervenir fue el abogado del partido presidido por Pablo Casado, Jesús Santos, que trató de desacreditarle preguntando por qué no instó el registro del domicilio de Luis Bárcenas. No era fácil que previera la contundencia de la respuesta, porque el agente se remontó a que para entonces ya estaba en marcha la 'operación kitchen" para arrebatar ilegalmente al extesorero del partido los documentos que pudieran perjudicarle.

Lo hizo con un comentario para iniciados. Dijo que cuando aparecieron las cuentas en Suiza de Bárcenas , ya "estaban en marcha las diligencias 96/2017" y la investigación que él mismo desarrollaba estaba totalmente "monitorizada" por la Dirección General de la Policía, que en sesiones anteriores explicó que le había intentado apartar del caso con destinos mejor retribuidos. A la pregunta del letrado, el policía no dijo más, pero esas diligencias y, en concreto, su pieza 7, es en las que se investiga el dispositivo parapolicial con el que desde Interior se intentó quitar al extesorero toda la documentación contra el partido que pudiera guardar.

En cuanto a la segunda línea con la que Santos trató de desautorizarle, la relativa a por qué consideran que las donaciones recibidas por el PP en efectivo procedían de un delito, cuando la legislación las permitía hasta 2007, el inspector se remitió a lo declarado por el propio extesorero ante el juez Pablo Ruz, en relación con el carácter negro de ese dinero, y se negó a dar más explicaciones, porque esos donativos se siguen investigando en la causa que sigue en instrucción en el Juzgado Central de Instrucción número 5.

Llaves guardadas en cajas

Noticias relacionadas

Antes que Santos le había tocado el turno al resto de los abogados de la defensa. Luis Jordana de Pozas, en representación del propietario de Unifica, Gonzalo Urquijo, fue el más inquisitivo, lo que llevó a Morocho a tardar en responder y dar la impresión de que se negaba hacerlo con cuestiones obvias, como el encabezamiento de un documento que contradecía su declaración. Ello hizo que el presidente del tribunal, José Antonio Mora, le recordara su condición de testigo y su obligación de responder a las preguntas.

También recriminó al letrado que recibiera con aspavientos las manifestaciones del policía, relativas a que en los lugares de las cajas de seguridad de los bancos se puede acceder a varias de ellas sin la presencia del empleado del banco que dispone de una llave de seguridad. El agente señaló que acceder a varias sería posible si en una guardas la llave de las otras, porque en el habitáculo el trabajador de la entidad te deja solo.