ACUERDOS DEL CONSELL EXECUTIU

El Govern expedienta al 'exconseller' Bosch por encubrir un presunto caso de acoso

  • Bosch denuncia "indefensión" y se felicita de que el expediente se haya congelado hasta después de las elecciones

  • Budó admite la falta de "celeridad" en este caso, en el que se han encargado tres informes

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona para el 2019, Alfred Bosch.

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona para el 2019, Alfred Bosch. / Patricia Mateos (ACN)

Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Ha pasado casi un año desde que el diario 'Ara' destapara un presunto caso de acoso sexual en la Conselleria d'Exteriors a cargo del jefe de gabinete y mano derecha del entonces 'conseller', Alfred Bosch. Carles Garcias había sido denunciado por varias víctimas. El caso provocó la dimisión de Bosch al quedar en evidencia que el caso había sido tratado en los órganos de su partido, ERC, pero no en los cauces de los que dispone la institución de la Generalitat. Han hecho falta tres informes para llegar a una decisión, y esta ha sido la de abrir un expediente sancionador a Bosch, por "la presunta infracción de principios éticos y normas de conducta de altos cargos".

El 'exconseller', en declaraciones a Efe, se ha felicitado de que se incoe este expediente para poder defenderse y ha denunciado "indefensión" en este caso. Un caso que ha generado un profundo malestar en el ala del Govern bajo tutela de Junts per Catalunya. Una incomodidad manifiesta con una tramitación de meses pese a que el Ejecutivo ha hecho bandera de la tolerancia cero contra casos de acoso y agresión sexual.

"A todos nos gustaría que la Administración fuera con más celeridad a la hora de trabajar, no ha sido en este caso, pero más allá de los plazos creo que es importante que se ha ido avanzando", asumió la portavoz del Govern y titular de Presidència, Meritxell Budó.

Tres informes, un año, malestar interno

El caso ha requerido de tres informes. El primero, en agosto, del área de Funció Pública (en manos de JxCat), proponiendo una sanción al concluir que Bosch conocía el acoso sexual que presuntamente practicaba su colaborador. Posteriormente, en diciembre, un segundo informe del comité de ética pública (en manos de ERC) recomendaba no sancionar. El 'president' en funciones, Pere Aragonès, hizo uso de sus potestades para no ejecutar sanción alguna y pidió un tercer informe en diciembre, cuyo resultado no se ha conocido hasta ahora, una vez pasados los comicios del 14-F.

Noticias relacionadas

Un extremo que no ha pasado inadvertido a Bosch, quien se ha felicitado por la decisión y ha recordado que los distintos informes han arrojado "conclusiones diferentes", al tiempo que se ha quejado de que en ninguno de ellos él había tenido "la oportunidad de declarar y contrastar los hechos".

A partir de este expediente deberá ser la instructora del caso la que decidirá "la existencia o no de alguna responsabilidad" del 'conseller' por no haber actuado de acuerdo al protocolo del Govern ante un caso de acoso sexual. El contenido de este último expediente es confidencial, por lo que la portavoz del Govern eludió comentar su contenido.