Primer fallo del Constitucional

El TC avala la sentencia del 'procés' al rechazar el recurso de Meritxell Borràs

  • El Constitucional respalda la competencia del Supremo para juzgar a los líderes independentistas

  • La justicia belga rechazó la entrega de Lluís Puig al entender que el TS no podía reclamarle

La ’exconsellera’ Meritxell Borràs, durante su declaración en el Supremo.

La ’exconsellera’ Meritxell Borràs, durante su declaración en el Supremo. / ACN

Se lee en minutos

El Tribunal Constitucional ha avalado por primera vez la sentencia del 'procés' que dictó al Tribunal Supremo en octubre de 2019, al rechazar el primer recurso contra ella que ha elevado al pleno, el de Meritxell Borràs, condenada por desobediencia a multa de 10 meses con cuota diaria de 200 euros, lo que suma 60.000 euros, y a un 1 año y 8 meses de inhabilitación especial. La resolución, que se conocerá en su totalidad en los próximos días, marca el camino que seguirán las impugnaciones del resto de condenados en los aspectos que comparten.

La primera sentencia del 'procés' del garante de la Constitución, de la que ha sido ponente el magistrado Cándido Conde-Pumpido, coordinador de los asuntos relacionados con el referéndum ilegal del 1-O, avala la competencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo para juzgar a los líderes independentistas por la condición de aforados de la mayoría de los encausados y porque parte de los hechos se cometieron no solo fuera de Catalunya -lo que ya implicaría que los investigara el alto tribunal-, sino en el extranjero.

Para el Constitucional la competencia del Supremo para investigar y juzgar a los líderes del 'procés' "tiene una incuestionable base legal explícita" que, como se hizo, se extendió "por conexidad" a todos ellos, aunque no fueran aforados, como ocurría con el entonces presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, y el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

La supuesta falta de competencia del Supremo para investigarles y juzgarles ha sido alegada por todos los condenados desde el inicio del procedimiento y fue el principal argumento de la justicia belga para rechazar la entrega a España del 'exconseller' huido Lluís Puig. Con esa resolución en la mano, tanto Sànchez como Jordi Turull y Josep Rull solicitaron sin éxito al alto tribunal su inmediata puesta en libertad.

Desde el más sencillo

La impugnación de Borràs ha sido la primera en elevarse al pleno del Constitucional por ser, junto con la interpuesta por su compañero de banquillo Carles Mundó, la más sencilla de las presentadas. Ambos fueron condenados por desobediencia, un delito mucho más habitual en los tribunales españoles que el de sedición con el que se castigó al resto de condenados.

Noticias relacionadas

En cualquier caso, como hace con todos los recursos referidos a un mismo asunto, el criterio que el Constitucional sienta en los primeros que resuelve se extiende a los demás al resolver las alegaciones que comparten. El objetivo del tribunal es ir pronunciándose sobre todas las impugnaciones contra la sentencia del 'procés' de menor a mayor dificultad, por lo que el último que se abordará será el del líder de ERC Oriol Junqueras, condenado por el Supremo a la mayor pena como el más alto representante del Govern del huido Carles Puigdemont a disposición de la justicia española.

En el pleno no ha participado ya el magistrado Antonio Narváez, después de que este martes decidiera abstenerse para evitar que el alto tribunal se dividiera a la hora de resolver los incidentes de recusación presentados en su contra por una conferencia por el propio expresidente de la Generalitat, el también huido Toni Comín y todos los condenados por el Supremo, salvo Borràs y Mundó. El tercer 'exconseller' condenado por desobediencia, Santi Vila, no solicitó el amparo del Constitucional.