La judicialización del 'procés'

La justicia belga vuelve a rechazar la extradición del 'exconseller' Lluís Puig

  • El Tribunal de Apelaciones de Bruselas reitera que el Tribunal Supremo no es órgano competente para solicitar la entrega

El ’exconseller’ Lluís Puig junto a Meritxell Serret y Antoni Comín en una manifestación en Bruselas.

El ’exconseller’ Lluís Puig junto a Meritxell Serret y Antoni Comín en una manifestación en Bruselas. / STEPHANIE LECOCQ

Se lee en minutos

El Tribunal de Apelación de Bruselas ha rechazado este jueves la petición de extradición a España de Lluis Puig cursada por el Tribunal Supremo, por un delito de presunta malversación de fondos públicos en relación con la organización del referéndum del I-O, según han anunciado el político catalán y su equipo de abogados durante una comparecencia en Bruselas. La decisión no es definitiva y puede ser recurrida en las próximas horas por la Fiscalía belga ante el Tribunal de Casación, que solo podrá entrar a analizar si ha habido defectos de forma durante el procedimiento.

“Segundo tribunal de la tercera euroorden: no hay extradición”, ha celebrado el político catalán en las redes sociales poco antes de una comparecencia en la que ha estado arropado por Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Toni Comín y durante la cual ha urgido a poner fin a la “la persecución ideológica” y “la represión”. La corte, según ha explicado su equipo de abogados, ha confirmado lo que ya apuntó la sentencia del Tribunal de primera instancia de Bruselas el pasado 7 de agosto: que el Tribunal Supremo no es el órgano competente para reclamar la extradición.

Además, según ha explicado el abogado Simon Bekaert, la corte de apelaciones también ha justificado la negativa a aceptar la extradición en que "hay un riesgo serio de violación de sus derechos fundamentales, en relación a la presunción de inocencia", ha explicado sobre una sentencia que ha calificado de "corta y muy clara" y en la que los jueces, tras la aportación de "un camión de documentos" y recortes de prensa con declaraciones de jueces y fiscales, "han valorado como prueba el que las autoridades públicas españolas han vulnerado el derecho fundamental a la presunción de inocencia" del ex conseller, ha destacado el también abogado Gonzalo Boye.

Recurso en Casación

El ministerio fiscal belga tiene ahora la posibilidad de para presentar un último recurso. Si opta por hacerlo, la Corte de Casación se limitará a realizar una revisión procedimental del caso pero "en ningún caso entrará en el contenido del asunto" o en la valoración realizada por la corte de apelaciones sobre el riesgo para la presunción de inocencia, según han explicado los abogados. "Evidentemente todavía puede tener un recorrido como sería la Casación pero es muy complejo", ha opinado Boye. De presentar el recurso, la decisión final será rápida. "Sería cuestión de semanas. Ni de meses ni de año. Podría llegar para mediados de marzo", opina Bekaert.

En todo caso, la valoración del equipo defensor ha sido muy positiva ya que consideran que la sentencia sienta un precedente y ayudará tanto en la causa de los políticos catalanes encarcelados como en el procedimiento de retirada de la inmunidad parlamentaria de Puigdemont, Comín y Ponsatí. "Es buena para el resto de los presos y es buena, en general, para cualquier ciudadano que se enfrente a un proceso penal en España para que se sepa que no se le puede dar por condenado y mucho menos que las autoridades públicas se pronuncien como lo han hecho en el caso de Puig, pero también de Puigdemont, Ponsatí, Comín y Meritxell Serret", ha destacado Boye subrayando que siempre les han tratado como golpistas, prófugos, delincuentes y personas que habían cometido a un delito.

Te puede interesar

"Estamos muy contentos por el conseller Puig pero estamos muy contentos también por que es una nueva victoria más y una victoria que también ayuda a la causa de los presos políticos y a los recursos que deben realizar los presos en el (tribunal) constitucional español y después ante las instancias europeas cuando se agote la vía. Por tanto, es una valoración absolutamente positiva", ha destacado el abogado Josep Costa para quien es particularmente destacable la mención del informe del grupo de trabajo de detenciones arbitrarias de la ONU. "A diferencia del Supremo, la justicia belga sí se siente vinculada por el informe del grupo de trabajo", ha explicado Boye.

La sentencia coincide también con el procedimiento del suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo con el objetivo de retirar la inmunidad parlamentaria a Puigdemont, Comín y Ponsatí y poder continuar con sus respectivos procedimientos de extradición. Tras la reactivación del procedimiento, a finales del año pasado, los tres eurodiputados comparecerán ante la comisión de asuntos jurídicos del Parlamento Europeo el próximo jueves 14 de enero.