Nuevo intento

Sànchez, Rull y Turull esgrimen la decisión belga sobre Puig para pedir al TC que les deje en libertad

Los líderes independentistas acusados por el ’procés’, en el juicio que se sigue en el Tribunal Supremo. / POOL / EMILIO NARANJO

Se lee en minutos

El expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez y de los 'exconsellers' Jordi Turull y Josep Rull ha presentado este miércoles un nuevo escrito en el Tribunal Constitucional con el que pretende que la sentencia del 'procés' quede en suspenso, mientras se resuelven los recursos de amparo presentados, y ellos queden por tanto en libertad inmediatamente. La petición se basa en la decisión belga de rechazar la petición de entrega cursada por la justicia española para intentar poder juzgar al que era 'conseller' de Cultura en 2017, Lluís Puig.

Los tres, como el resto de condenados por el Tribunal Supremo, salvo Santi Vila, están pendientes de que el Constitucional resuelva los recursos de amparo presentados contra su condena que en el caso de Sànchez fue de 9 años de cárcel, en el de Turull, de 12 y en el de Rull de 10. Los tres fueron condenados por sedición y Turull, además, en concurso con malversación de caudales públicos.

Está previsto que el Constitucional resuelva el de Meritxell Borràs en su pleno del próximo 26 de enero y el de Carles Mundó, en febrero, al ser más sencillos, puesto que ambos solo fueron condenados por desobediencia. El resto de recursos se resolverán antes del verano. En sus escritos piden que la sentencia quede en suspenso mientras el pleno del Constitucional no se pronuncie sobre ellos y, en consecuencia, se acuerde su inmediata puesta en libertad.

El juez marcado por la ley

Aunque Puig huyó junto al expresidente catalán Carles Puigdemont y Toni Comín, a él solo se le reclamaba por malversación, delito por el que Borràs y Mundó acabaron siendo absueltos. Sànchez, Rull y Turull sostienen que la decisión de la justicia belga de denegar su entrega se basa en que el Tribunal Supremo no tenía competencias para pedir su entrega ya que no sería el juez predeterminado por la ley que le correspondería. Se trata de una alegación compartida por todos los condenados que han visto como su recursos ante distintas instancias (incluso el propio Constitucional) eran rechazados, ya que el alto tribunal español consideró que los delitos se habían cometido fuera de Catalunya y por ello eran de su competencia.

"El Tribunal de Apelación de Bruselas -sostienen los escritos- ha denegado la extradición de Lluís Puig al considerar que nos encontramos ante una de las más graves vulneraciones procesales que pueden producirse, a saber, la privación del derecho fundamental al juez natural al haberse sustraído el conocimiento de los hechos enjuiciados a los tribunales radicados en Catalunya (foro natural) y haberse atribuido la competencia al Tribunal Supremo mediante una interpretación forzada e irrazonable de las normas procesales".

Filtraciones

Te puede interesar

La defensa que ejerce el abogado Jordi Pina denuncia, además, las filtraciones que se han producido en el Tribunal Supremo durante todo el proceso y ahora en el Constitucional, donde dice que 'El Español' ha comparado la decisión belga con la ponencia del magistrado Cándido Conde-Pumpido respecto de Borràs, en la que rechazará que haya habido una vulneración del derecho del juez predeterminado por la ley.

Para reforzar su petición de excarcelación, los escritos señalan que durante los permisos que ha disfrutado no se ha producido ningún problema de orden público y recuerdan el tiempo transcurrido desde que se dictó sentencia, de tal forma que en caso de estimarse sus recursos habrían cumplido una parte importante de una condena que luego sería anulada.