05 ago 2020

Ir a contenido

CEREMONIA SIN CUMPLIR LAS RESTRICCIONES

Torra ordena expedientar al Arzobispado por la misa en la Sagrada Família

Omella desoyó las restricciones de la Generalitat y ofició la ceremonia superando la limitación a diez personas en actos religiosos

El jefe del Govern responde a las acciones legales que prepara el cardenal afeando su papel en el 'procés'

Júlia Regué

La Generalitat expedientará al Arzobispado por la misa de la Sagrada Familia (en la foto). / EFE / QUIQUE GARCÍA / VÍDEO: EFE

El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este lunes que ha ordenado a la Conselleria de Salut que abra un expediente sancionador al Arzobispado de Barcelona por haber mantenido la celebración de una misa en recuerdo de las víctimas del covid-19 en la Basílica de la Sagrada Família, a pesar de que el Plan Territorial de Protección Civil de Catalunya (Procicat) no dio la autorización al acto por superar las diez personas previstas para ceremonias religiosas. Se congregaron cerca de 150 personas.

Torra ha defendido que "todo el mundo" debe respetar las medidas decretadas por la Generalitat "pensadas para la salud de las personas", ya sea "un ciudadano, una empresa o la Iglesia". "Lamento que se hiciera esa ceremonia ayer porque no estaba autorizada. Se ha incumplido la normativa y por eso se abrirá el expediente", ha apostillado. 

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan Josep Omella, lamentó la "injusta y discriminatoria" limitación a diez personas en los actos religiosos, y reiteró que en sus ceremonias cumplen con todas las medidas higiénicas para evitar contagios. En un duro comunicado, anunció que en los próximos días emprenderá acciones legales contra "la arbitrariedad y la indefensión que sufren el derecho a la libertad religiosa y la libertad de culto".

El jefe del Govern ha sido muy crítico con estas declaraciones y ha replicado que "no se trata ni mucho menos de limitar el derecho de culto". "Nosotros no limitamos derechos, al contrario, queremos que se ejerzan todos. Pero esto va de asegurar la salud de todos los ciudadanos. Cuando se hace una resolución, mi deber es hacerla cumplir", ha aseverado.

Pero no se ha quedado ahí. Torra ha hurgado en el papel de Omella en el 'procés' y ha "lamentado" que "se haya olvidado estos años de los derechos fundamentales de la Constitución y de las cartas de derechos humanos, que protegen la libertad de expresión y manifestación, y que no haya alzado ni una vez la voz para condenar la represión que vive Catalunya".

El 'expresident' de la Generalitat, Carles Puigdemont, cargó ayer en una entrevista en TV-3 contra Omella porque, a su juicio, cuando en el otoño del 2017 medió entre gobiernos, no actuó "como un hombre de Iglesia", sino "como un hombre de Estado".

Torra ha subrayado que es católico, pero que sus referentes son teólogos de la liberación, como Ernesto Cardenal y Pere Casaldàliga. "Para mí la Iglesia es la que trabaja para los pobres, para los vulnerables y los que están presos".