29 mar 2020

Ir a contenido

TRAS EL FALLO DEL TJUE

La fiscalía se opone a la libertad de Junqueras por su condena en firme

El Supremo da cinco días a las partes para decidir cómo actuar y el ministerio público le insta a ejecutar la inhabilitación en solo tres horas

El juez Llarena también pide informes sobre los huidos que fueron elegidos europarlamentarios, a los que se sumará Ponsatí en febrero

Ángeles Vázquez

Los fiscales Fidel Cadena y Javier Zaragoza.

Los fiscales Fidel Cadena y Javier Zaragoza. / POOL / J.J. GUILLÉN

Frente a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que declara que el presidente de ERC, Oriol Junqueras, adquirió la inmunidad que le confiere ser eurodiputado desde el momento en que resultó electo, el Supremo ha optado por darse un margen antes de pronunciarse, al dar cinco días a las partes personadas en la causa del 'procés' para alegar lo que crean oportuno.

El plazo, que entre fines de semana, días de gracia para garantizar la notificación y festivos, no acabará hasta el 3 de enero, ha resultado excesivo para la defensa de Junqueras, que inmediatamente ha pedido la excarcelación, y para la fiscalía, que en apenas tres horas ha respondido lo contrario: que debe seguir preso porque fue condenado en firme a 13 años de prisión y a otros tantos de inhabilitación en una sentencia que el Supremo debe enviar lo antes posible al Parlamento europeo para comunicar oficialmente la pérdida de condición de diputado de esa Cámara del líder independentista.

A la espera de lo que contesten la Abogacía del Estado, que en junio ya se mostró favorable a conceder el permiso a Junqueras, y la acusación que ejerce Vox, contraria a cualquier concesión al líder independentista, la propuesta fiscal se antoja fácilmente asumible por el alto tribunal, porque no implica un cambio apreciable en su decisión original.

La fiscalía también pide que se levante la suspensión de la inhabilitación decretada por el Supremo a la espera de que el TJUE le resolviera sus dudas sobre si debía haberle dejado salir de la cárcel para adquirir el escaño de europarlamentario. El argumento fiscal pasa por el hecho de que los resultados al Europarlamento no se proclamaron hasta el 13 de junio, un día después de que quedara visto para sentencia el juicio del 'procés', lo que hace que "la inmunidad del desplazamiento no hubiera impedido en ningún caso, la continuación del procedimiento hasta el dictado y ejecución de la sentencia".

El informe firmado por los cuatro fiscales que actuaron en el juicio del 'procés' (Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, Jaime Moreno y Fidel Cadena) resume lo que "establece sustancialmente" la sentencia del TJUE en relación con la inmunidad de los eurodiputados y las inmunidades que les confiere el cargo, entre las que figura la de desplazamiento al lugar de reunión de la eurocámara y a su primera sesión constitutiva, algo que a Junqueras le impidió el Supremo al no darle permiso para salir de prisión.

Esa inmunidad "implica el levantamiento de cualquier medida de prisión provisional que hubiera sido impuesta antes de ser proclamado electo", dice el fallo europeo, para añadir que "si el tribunal nacional competente considerara necesario" mantenerle preso, "habría de solicitar a la mayor brevedad al Parlamento Europeo la suspensión de dicha inmunidad". El fiscal no lo discute; se limita a recordar que las circunstancias son distintas ahora y que Junqueras ya no está en prisión provisional, sino cumpliendo condena en firme.

Con el informe con el que no ha sido tan rápida la fiscalía es con el que ha solicitado el juez del Supremo Pablo Llarena a las partes en relación con los huidos Carles Puigdemont Toni Comín, que al no haber podido ser juzgados son los que pueden resultar más beneficiados por el fallo europeo. Se da la circunstancia de que en febrero previsiblemente se les unirá Clara Ponsatí, que forma parte del cupo de eurodiputados con los que aumentará su representación España tras la salida de Gran Bretaña con el Brexit, informa Silvia Martínez.