31 oct 2020

Ir a contenido

CONGRESO DE LOS SOCIALISTAS CATALANES

Iceta pide un autogobierno "más sólido y mejor financiación" para Catalunya

El líder del PSC se erige como la "alternativa coherente" a Torra en la apertura del congreso del partido

"Hemos vuelto más fuertes y más decididos que nunca", sentencia

Roger Pascual

Miquel Iceta, en el congreso del PSC en Barcelona.

Miquel Iceta, en el congreso del PSC en Barcelona. / EFE / ANDREU DALMAU

Han sido tres años, pero parece que haya pasado una eternidad desde el 2016. Muchísimas cosas han sucedido desde entonces en Catalunya. Aunque han sido años muy convulsos, a nivel interno el PSC se ha mantenido cohesionado. Miquel Iceta ha celebrado que no afloraran antiguas divisiones en el trienio transcurrido entre el último congreso y el que ha empezado este viernes en Barcelona. El líder socialista, que afronta su cónclave más plácido y de consolidación como primer secretario, ha sacado pecho y se ha erigido como la "alternativa coherente" al Govern de Quim Torra, que pasa por un autogobierno "más sólido y mejor financiación" para Catalunya.   

"Hemos sabido navegar en aguas tempestuosas. No solo hemos preservado lo que teníamos, sino que lo hemos ensanchado. Consolidada la segunda posición nos queda solo aspirar a la primera", ha señalado en una hora de informe de gestión, que ha sido aprobado por unanimidad. Iceta, que ha criticado que los independentistas "hicieran caer de forma temeraria y equivocada al gobierno" de Pedro Sánchez, confía en que no repitan ahora el mismo error y que ERC permita con la abstención el gobierno de coalición con Unidas Podemos

Aunque Sánchez no acudirá a la clausura del congreso, Iceta le ha mandado un mensaje: "que sepa que nos tiene detrás, al lado, donde haga falta. Por Catalunya, por España, por el socialismo y por el diálogo". Tras destacar su "sintonía profunda", ha reivindicado la Declaración de Barcelona, que ambos suscribieron hace dos años, y la de Granada. El líder del PSC tuvo que reclamar que estos dos hitos en la hoja de ruta federalista volvieran a estar en el programa electoral socialista en las últimas generales. "Nuestro problema no es de tener más competencias, sino que se nos respeten las que tenemos y participación en los mecanismos del Estado para incidir en decisiones de Estado", ha aseverado después de pedir "un autogobierno más sólido y mejor financiación". "Las cuatro erres, Pere [Navarro]", ha dicho dirigiéndose a la fórmula que planteaba su predecesor en la cargo en el 2012: reconocimiento, reglas, representación y recursos. 

En su afán de recoser la sociedad catalana ha dejado claro que su partido "si tiene que arriesgar para recoser, arriesgará. 'Ho tornarem a fer'". Un buen ejemplo de que no le temblará el pulso ha sido el enfrentamiento que ha tenido este viernes con los presidentes de Aragón y Castilla-la Mancha, Javier Lambán y Emiliano García Page. Después de que les afeara en TVE públicamente las críticas a la negociación con ERC, estos se han revuelto, llegando el aragonés a acusarle de "supremacismo". No ha sido la única polémica por una entrevista de Iceta. En Catalunya Ràdio, tras avalar que pudiera haber una mesa de negociación entre gobiernos, ha comentado que el presidente español había llamado al catalán. Después de que Torra y Puigdemont negaran este extremo, el líder del PSC ha rectificado, señalando que se trataba de un malentendido.

En su intervención congresual ha hecho referencia a los dos temas estrellas de la ponencia política: la inmersión lingüística ("el objetivo no es la pelear de lenguas, sino la convivencia) y la pluralidad en TV3 ("que mucha más gente que no es independentista pueda verla sin tirarse de los pelos"). Y ha ensalzado a Salvador Illa y Eva Granados, figuras de su estrecha confianza a los que refuerza en una ejecutiva continuista con el equipo con el que ha puesto fin a la travesía del desierto electoral. Su reto ahora es volver a gobernar en la Generalitat. "Hay esperanzas, no nos resignamos a un mal gobierno. Somos la alternativa coherente. Quizás no nos habíamos ido, nos habíamos distraído. Hemos vuelto más fuertes y más decididos que nunca".