Ir a contenido

TV-3, en el punto de mira del PSC

"No queremos cerrarla, como Cs, sino que vuelva a ser la de todos y no la de unos cuantos", sentencia Granados

La lengua y los medios públicos, temas estrella de la ponencia del congreso de los socialistas

Roger Pascual

Eva Granados y Miquel Iceta escuchan a Torra en el Parlament, en una imagen de archivo.

Eva Granados y Miquel Iceta escuchan a Torra en el Parlament, en una imagen de archivo. / ALBERT BERTRAN

Ciutadans volverá a llevar este miércoles TV3 al Parlament. Los medios públicos y la lengua son dos de las obsesiones de Cs, caballos de batalla a lomos de los que alcanzó el triunfo en las últimas catalanas, en las que consiguió aglutinar la gran mayoría del voto útil antiindepentista con su discurso duro contra el separatismo. El PSC, que busca ahora pescar exvotantes en el río revuelto naranja, ha decidido encarar abiertamente estos dos asuntos, temas destacados en la ponencia política del congreso del PSC, que se celebra este fin de semana.

"Afrontamos los debates de cara, no miramos a otro lado", sentencia Eva Granados, portavoz del PSC en el Parlament, que considera que el problema es que "TV3 ha cambiado". El documento marco reclama "unos medios de comunicación libres y responsables" que sean capaces de recuperar "la credibilidad por parte de toda la ciudadanía". Considera que TV3 y Catalunya Ràdio se han convertido, en una parte de su programación, "en instrumentos de agitación y propaganda al servicio de una determinada idea política en Catalunya", y propone contratar mediante un concurso internacional las nuevas direcciones de la televisión y la radio públicas catalanas. En este apartado del documento congresual se han registrado varias enmiendas, aunque muchas menos que las que ha suscitado la "flexibilización" de la inmersión y ninguna de ellas cuestiona la crítica a la deriva que los socialistas ven en los medios de comunicación.

"No queremos cerrar TV3, como Cs, sino que vuelva a ser la de todos. Nos preocupa que TV3 ya no sea la nuestra, la de todos, sino la de unos cuantos", lamenta Granados. La portavoz parlamentaria del PSC pone algunos datos para avalar su tesis: según el Informe de Pluralisme del CAC, durante el último cuatrimestre de 2018 en el programa 'Tot es mou' se realizaron 53 entrevistas a representantes de formaciones independentistas frente a 4 de no independentistas. "¿Qué pasa en Catalunya para que el argumento de la televisión pública sea que los no-independentistas no quieren ir? Cuando nosotros gobernamos, en TVE van representantes del PP y cuando los populares mandan nosotros también vamos", comenta sobre la falta de pluralismo. Un 43,3% de los encuestados en un estudio de la CCMA considera que los programas de contenido informativo no son imparciales. Y, según las encuestas del CEO, solo un 14% de los que se definen como no-independentistas miran TV3. "Mucha gente que antes la miraba ya no la mira. ¿Nos preocupamos o seguimos pensando que todo es ideal?", se pregunta Granados, que destaca que el Consell Professional de programes de TV3 y Catalunya Ràdio ya ha expresado su "preocupación por el uso indiscriminado de la información y la opinión" y como esta falta de definición nítida compromete la percepción de independencia de los medios públicos. 

Hace un par de semanas, la Cámara catalana aprobó una moción socialista que reclamaba que el Consell del Audiovisual introduzca nuevos baremos para medir su pluralidad. También pedía la dimisión de la presidenta de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, Núria Llorach, aunque este punto fue tumbado por la mayoría independentista en el Parlament. "Llorach no dimitió porque la salvó la CUP", sentencia David Pérez, que lamenta que tampoco prosperara otro apartado que condenaba los "desprecios e insultos" a Mossos y políticos por parte de algunos colaboradores de la CCMA, e instaba a la dirección a" tomar acciones al respecto hacia los que descalifican y desacreditan estos funcionarios y personalidades públicas". "Es una barbaridad que en la televisión pública se diga que los Mossos son perros y que, por mucho que se disculpe, aquí no pase nada", valora el impulsor de esta iniciativa parlamentaria.

El diputado socialista denuncia que la falta de pluralidad no solo provoca que muchos catalanes hayan dejado de verla sino también que muchos empresas no quieran anunciarse. "Están hundiendo TV3, a nivel de audiencias y económicamente", clama. Pérez, que no duda en calificar de "pozo sin fondo" y "agujero negro" la 'Corpo', destaca que la Generalitat lleva tres años teniendo que hacer aportaciones extras para equilibrar las cuentas de la televisión catalana y que este año, además de los 231 millones presupuestados, han tenido que dar 37,95 más.