Ir a contenido

EL ENDIABLADO TABLERO POLÍTICO

El PSC prepara su opa a Cs

Iceta quiere aglutinar el voto no independentista en las próximas catalanas, capitalizado por Arrimadas en las últimas

Los socialistas han endurecido el discurso antiseparatista buscando votos en la estampida naranja

Roger Pascual

Miquel Iceta valora los resultados del 10-N.

Miquel Iceta valora los resultados del 10-N. / JORDI COTRINA

El PSC prepara su opa a Ciutadans tras el desplome naranja el domingo que ha provocado la dimisión de Albert Rivera. Después de que los socialistas volvieran a ser la segunda fuerza en las generales en Catalunya (y la primera opción no-independentista), Miquel Iceta quiere aglutinar al voto constitucionalista en las próximas catalanas, como hizo Inés Arrimadas en las de hace dos años. Candidato accidental en las generales por los problemas de salud de Meritxell Batet, el líder del PSC ha endurecido en campaña el discurso contra el independentismo, siguiendo la estrategia de Pedro Sánchez que perseguía buscar votos en la estampida de votantes de Cs.

"El problema para Ciutadans no es tanto su resultado de ayer sino que ganaron unas elecciones en Catalunya y nadie supo qué sentido tenía aquella victoria y como la aprovechaban o  no, como fue finalmente el caso", ha reflexionado este lunes el primer secretario socialista, que ha señalado que su reto ahora es "preparar bien la contienda catalana". "Tenemos un Govern en fase terminal y nuestra obligación ahora más que nunca, después de estas elecciones aún más, es ofrecer una alternativa progresista, no independentista, que dé el buen gobierno que hoy no tenemos". 

Iceta no ha querido valorar directamente el adiós de Rivera, aduciendo que "no hay nada más triste que todos se añadan a aprovechar una mala situación de alguien". Pero ha criticado, sin citarle, que la "antipolítica" de expresiones como "chiringuitos", "botín" y "banda" [algunos de los dardos que el exlíder de Cs usaba contra Pedro Sánchez] ha alimentado a Vox. También ha cargado contra Cs y PP por haber impulsado a la ultraderecha con sus pactos. 

Pactar con Vox y la gran coalición con el PP son las dos únicas opciones que el PSC descarta y pide explorar todo el resto para evitar como sea otra repetición electoral. "Quien vote 'no' a Sánchez estará votando con Vox (...). Quien no está en condiciones de hacer gobierno tendría que evitar bloquear de nuevo", ha advertido.