Ir a contenido

CONSERVADORES

Casado ofrece ahora a Sánchez ayudarle en la gobernabilidad, pero no en la investidura

El líder del PP propone pactar los Presupuestos y la posición en Catalunya

Intenta cerrar el debate en su partido, donde algunos piden acercamientos al PSOE

Pilar Santos

Pablo Casado y Pedro Sánchez, en el debate electoral, el pasado 4 de noviembre. 

Pablo Casado y Pedro Sánchez, en el debate electoral, el pasado 4 de noviembre.  / JOSÉ LUIS ROCA

Pablo Casado ve imposible facilitar la investidura de Pedro Sánchez, pero se ha abierto a colaborar en la "gobernabilidad" durante la legislatura. El líder del PP intentó cerrar así este miércoles el debate desatado en su propio partido, en el que algunos miembros, como Cayetana Álvarez de Toledo José María Aznar, defienden un Gobierno de concertación con PSOE y Ciudadanos, y otros, como Alberto Núñez Feijóo, una abstención 'de Estado' con el fin de evitar que Sánchez se apoye en los independentistas para revalidar la presidencia.

La solución que propone Casado sería facilitar la gobernabilidad por "responsabilidad", aunque sea el vicepresidente del Gobierno el "radical" Pablo Iglesias, calificativo que le ha dedicado en varias ocasiones al líder de Podemos. Con esta nueva posición, Casado se olvida de la petición de dimisión que lanzó su secretario general, Teodoro García Egea, la noche electoral y también al día siguiente, cuando dio a entender que el PP no llegaría a ningún tipo de acuerdo si Sánchez era el jefe del Ejecutivo. De hecho, el presidente de los populares declaró que considera que el líder del PSOE tendría que dar un "paso atrás" después de la sentencia de los ERE, aunque dio a entender que no cree que lo vaya a hacer, y a renglón seguido lanzó la oferta. 

Desde una rueda de prensa en Zagreb (Croacia), donde participó en una reunión del Partido Popular Europeo, el líder conservador ofreció a Sánchez pactar los Presupuestos (en los que reclamaría bajar impuestos y rigor en el gasto), acordar la aplicación de la Constitución si es necesario por el desafío independentista, actualizar el modelo de pensiones y también abordar la materia de educación

Una investidura "circunstancial"

El presidente del PP descartó cualquier apoyo a una investidura que incluya a Iglesias como variable, porque, afirmó, "sería una irresponsabilidad". "Ahora bien, si intenta pactar una investidura circunstancial y después quiere pactar [...], ahí va a estar el PP, como siempre ha estado", añadió. Casado recordó que en algunas comunidades él ha diferenciado entre la "investidura y la gobernabilidad", en referencia a los apoyos recibidos de Vox, formación que facilitó que el PP se hiciera con las presidencias de Madrid o Murcia, por ejemplo, pero después no garantiza el respaldo en los parlamentos.

Sánchez llegó a un preacuerdo con Iglesias 36 horas después de las elecciones, pero aún tiene que sumar a varios grupos minoritarios y contar con el 'sí' de Ciudadanos o la abstención de ERC para seguir de presidente.