Ir a contenido

SUMARIO JUDAS

Un CDR afirma que Torra planeaba encerrarse con ellos en el Parlament

Jolis, que llama "Lisa" y "Gandalf" a Puigdemont y a Torra, se atribuye haber creado "un equipo bastante bestia": los ERT

Según la Guardia Civil, el encuentro con la hermana del 'expresident' fue "superconfidencial" con medidas extraordinarias de seguridad

Ángeles Vázquez / J. G. Albalat / Juanjo Fernández / Daniel G. Sastre

La Guardia Civil acompaña a uno de los detenidos durante un registro, el pasado 23 de septiembre.

La Guardia Civil acompaña a uno de los detenidos durante un registro, el pasado 23 de septiembre. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

El sumario seguido en la Audiencia Nacional por terrorismo contra los miembros del Equipo de Respuesta Táctica (ERT) cuenta con varios momentos en los que aparece el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su sucesor, Quim Torra. En las conversaciones telefónicas intervenidas a los siete presuntos terroristas presos, en sus declaraciones y en informes de la Guardia Civil se describe cómo prepararon "una red de comunicación segura" entre ambos y cómo el objetivo de ocupar el Parlament contaba con el beneplácito de la Presidencia de la Generalitat; Torra hasta se encerraría con ellos en la Cámara el día D.

Según consta en el sumario al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, uno de ellos, Xavier Buigas, explicó tras su arresto que "el papel que tendría una vez asaltado el Parlament sería encargarse de la seguridad informática y de las telecomunicaciones", para "crear una red de comunicación propia, para que todas las personas, entre las que se encontraría Torra", conocieran "el motivo del encierro y atrincheramiento en el interior" de la Cámara catalana para "evitar su detención, una vez realizada la proclamación unilateral de una República Catalana".

La idea era «poder aguantar al menos una semana con el Parlamento asaltado», señala en un informe la Guardia Civil. En uno de sus autos, el juez Manuel García-Castellón añade justo a continuación de ese plan que "el ERT sería el encargado de consumar el uso final de los materiales explosivos e incendiarios que el núcleo productor estaría confeccionando, ejecutando una acción de imprevisibles resultados, que comprometería la integridad de personas y bienes".

Precisamente es a Buigas a quien Ferran Jolis, otro de los CDR encarcelados, relata el canal seguro de comunicación creado entre "Lisa" y "Gandalf", que es como denominaban a Puigdemont y a Torra. En otra de las conversaciones telefónicas, se jacta de que para la entrada en el Parlament "se tiene que juntar con Torra" y que "el CNI catalán le solicita que monte las comunicaciones para dentro del Palacio, para resistir una semana", que "localizan pisos" y "montan antenas de larga distancia", con un dispositivo de 6000 euros. Ante el juez, Jolis afirma que el presunto cabecilla de la célula, Xavier Duch, le dijo que se contaba con el beneplácito de la Presidencia de la Generalitat.

"No somos CDR"

Jolis, creador de un "equipo bastante bestia", al que él mismo denomina Equipo de Respuesta Táctica (ERT), explica en otra conversación que no pertenecen a los CDR, aunque participen en sus actos. Y parece presagiar su ingreso en prisión del pasado 26 de septiembre, porque un año antes, el 30 de octubre de 2018, le dijo a una amiga que "se está jugando el culo, porque si lo pillan le van a meter terrorismo y banda organizada". Sabe que no hay "delitos de sangre ni amenazas pero que a veces cruza la línea", por los aparatos que maneja para dar protección a ciertas personas, como Puigdemont y la periodista Beatriz Talegón.

En esa llamada, se atribuye la reunión "superconfidencial" que mantuvo el grupo con una de las hermanas del 'expresident' en un coche, para lo que montaron "un operativo con emisoras, con SIMs con transportes públicos, con avanzadillas y coches por detrás para vigilancia", una reunión que luego querían repetir con 'Gandalf'. El objetivo, cuenta Jolis, era "blindar unas vías de comunicación seguras entre 'Lisa' y 'Gandalf', y sus familiares, pero también entre ellos y yo. Porque si tenemos que planificar algo de manera estratégica, o tenemos que hablar directamente que lo podamos hacer sin sufrir", añade.

"Un dispositivo que flipas"

Según su versión, "montó un dispositivo que flipas, que se la jugó (...) y pasó material superconfidencial a la hermana de Puigdemont, que solo le tiene que llamar o mandarle un Signal (red de comunicación con una especial seguridad) diciéndole 'ya está' y él se lo manda todo, que es la segunda vez que le mandan blindarle las comunicaciones".

Ese encuentro es la primera acción del grupo. "Dicho operativo se realizó entre unas medidas de seguridad realmente excepcionales, propias de organizaciones criminales o terroristas: vehículos lanzadera, vehículos traseros de contravigilancia, telecomunicaciones seguras, emisoras, reunión dentro de vehículo en marcha, etc", señala el Instituto Armado en un informe.

Las quejas de Cuixart

Jolis no solo dice conocer al 'expresident', sino también a la familia del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. Afirma que Cuixart se queja de que la asociación le "sabotea" y que Elisenda Paluzie --la presidenta de la ANC-- "va en la buena dirección". "Que los de Esquerra le han traicionado y que el PDCAT al único que sirve es al Torra, que está por lo que está..." , son otros comentarios que Jolis atribuye a Cuixart.

También se atribuye la creación de la Comisió Nacional de Seguridad (CNS) y haber contrarrestado la actuación de "hackers del Estado" con otros "del 1-O", así como el diseño de códigos de seguridad por colores para proteger sus comunicaciones. Estos códigos van del negro al verde, que es abierto, pasando por el rojo (para personas de confianza y algún signal de máxima confianza) y el amarillo (solo para grupos de CDR). Jolis incluso se jacta de haber dado cursos de formación a todos los CDR de Catalunya, práctica que le había propuesto Albano Dante Fachín.