Ir a contenido

Una proposición sobre la reacción a la sentencia divide a BComú y PSC

Con los votos a favor de ERC, JxCat y BComú, el Consistorio se ha comprometido a "hacer un llamamiento a la movilización ciudadana a favor de derechos y libertades"

El texto, que exigía "la libertad de los presos y exiliados" ha sido aprobado con los votos en contra del PSC, Cs, Barcelona pel Canvi y el PP

ACN

Colau y Collboni se dan la mano tras presentar su acuerdo de gobierno, el pasado miércoles.

Colau y Collboni se dan la mano tras presentar su acuerdo de gobierno, el pasado miércoles. / DANNY CAMINAL

Una proposición de ERC sobre la reacción a la sentencia del 1-O ha evidenciado este miércoles la división entre los dos grupos del gobierno municipal de la capital catalana: Barcelona en Comú y PSC. Con los votos a favor de ERC, JxCat y BComú, el Ayuntamiento de Barcelona se ha comprometido a "trabajar con el resto de instituciones y sociedad civil" y "hacer un llamamiento a la movilización ciudadana a favor de los derechos y libertades" en caso de una sentencia condenatoria.

Así lo recoge la proposición con contenido de declaración institucional registrada por los republicanos, que ha sido aprobada por mayoría y con los votos contrarios del PSC, Cs, Barcelona pel Canvi y el PP. "Barcelona en Comú sigue donde era", ha afirmado el concejal Marc Serra después de evidenciarse que el gobierno municipal ha votado dividido. Asimismo, el edil ha exigido la liberación de los "presos políticos y el retorno de los exiliados" pero ha matizado que lo que deben hacer las instituciones "no son grandes respuestas institucionales" sino "trabajar para poner propuestas encima de la mesa".

"No defendemos la misma posición y a pesar de todo, los dos grupos somos conscientes que tenemos una responsabilidad por encima de todo", ha dicho la teniente de alcaldía Laia Bonet (PSC), que ha reconocido la "importancia del momento político". 

La proposición de ERC ha sido aprobada después de que se modificara el punto 5, que inicialmente planteaba el "pleno apoyo" por parte del consistorio "a las actuaciones que emprendan la Generalitat y el Parlamento como reacción a la sentencia". En el texto aprobado este punto se ha modificado y se concreta en el "compromiso" del Ayuntamiento para trabajar con el resto de instituciones para encontrar soluciones "para exigir la libertad de los presos". También de "hacer un llamamiento a la movilización ciudadana a favor de derechos y libertades".