Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

Puigdemont vuelve a dejar abierta la puerta a ser investido 'president'

El expresidente de la Generalitat, que dijo no estar ya interesado en ello, afirma que cuando sea eurodiputado decidirá

El exjefe del Govern y Torra descartan el avance electoral que plantea ERC como respuesta a la sentencia del 1-O

Fidel Masreal

El ’president’ del Govern, Quim Torra, y el expresidente Carles Puigdemont.

El ’president’ del Govern, Quim Torra, y el expresidente Carles Puigdemont. / Thierry Roge (AFP)

Menos de cuatro meses. Esta es la vigencia de la afirmación del 'expresident' Carles Puigdemont respecto a su negativa a volver a optar a ser 'president'. En mayo afirmó que su intención era recoger el acta de eurodiputado si era elegido y aclaró que no tenía "ningún interés" en volver a optar a la presidencia de la Generalitat. Este miércoles, en una rueda de prensa en Bruselas junto al 'president', Quim Torra, ha afirmado, en cambio: "Desde el 22 de diciembre [del 2017] estoy a disposición del Parlament, especialmente desde el 31 de enero del 2018. Incluso tras mi suspensión en julio sigo estando a disposición del Parlament, más claro no lo puedo decir. Cuando yo sea eurodiputado, como no son compatibles los dos cargos, tendré que tomar la decisión".

Puigdemont ha vuelto así a dejar en el aire una investidura sobre la que JxCat culpa a ERC y al presidente del Parlament, Roger Torrent, de no haber sido llevada a cabo en el 2018. Preguntado sobre la misma cuestión, el 'president' Torra ha afirmado que "el objetivo de investir al 'president' Puigdemont" sigue vigente, aunque ahora esté centrado en lograr ejercer como eurodiputado.

De este modo el espacio de JxCat y el propio Puigdemont siguen alimentando la hipótesis de una investidura que hoy por hoy resulta política y legalmente inviable. Políticamente, porque ERC no la comparte y legalmente, porque la presencia de Puigdemont en Catalunya supondría su detención policial y porque el Tribunal Constitucional ha considerado contraria a la ley la opción de una investidura a distancia. 

Mensaje a Esquerra: comicios, no

Por otra parte, Puigdemont ha trasladado el acuerdo unánime de JxCat de rechazar un adelanto de elecciones en Catalunya como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo respecto al 1-O. "Una de las conclusiones de los grupos parlamentarios es que las instituciones se deben reforzar y que las elecciones debilitarían las instituciones. En un ciclo que vendrá presidido por una condena al Govern y Parlament, deben responder fuertes y ahora tenemos una mayoría clara. Es en lo que hemos coincidido", ha declarado.

En un tono conciliador, el 'expresident' ha afirmado que de la reunión de partidos y entidades independentistas en Ginebra (Suiza) el pasado fin de semana, saca la conclusión de que respecto a tomar la iniciativa desde el independentismo se ha "empezado a avanzar", sin dar más concreciones. 

Rechazo a Sánchez

Puigdemont y la líder de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, han afeado al PSOE que no se haya concretado una reunión negociadora sobre la posible investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

"¿De dónde saca el PSOE una supuesta actitud de JxCat sin ni tan solo llamar a la persona que nos representa en Madrid? JxCat espera no ser excluido del debate", ha afirmado, si bien ha dejado claro que la posición de JxCat tras la propuesta programática de Sánchez es de rechazo a su investidura. "Si tuviéramos que fijar la posición en base al documento de ayer no habría discrepancia", ha dicho. Un rechazo que contrasta con la predisposición que ERC mantiene a facilitar la investidura del líder del PSOE.

"No temo a la inhabilitación"

Por otra parte, Torra ha afirmado que no teme ser inhabilitado en el juicio que tendrá lugar a final de mes por su desacato a la Junta Electoral Central en la polémica sobre la pancarta independentista en el Palau de la Generalitat, y ha explicado que no pedirá que el Parlament cambie las fechas del debate de política general, que coincidirán con el juicio. "No temo a la inhabilitación, temería que un president no estuviera al frente de derechos humanos, civiles y políticos del país. Eso sí, que no estuviéramos a la altura. Seguiré defendiendo la radicalidad democrática y la defensa de los derechos humanos, civiles y sociales", ha afirmado.

Torra ha apelado a ejercer de nuevo el derecho a la autodeterminación si "se atenta" contra este derecho.