Ir a contenido

PARA SER CONCEJAL

El Supremo ordena que Forn vuelva a Soto del Real tras el pleno

El 'exconseller' de Interior, trasladado a Brians 2 para la constitución del Ayuntamiento barcelonés

El alto tribunal autorizó el desplazamiento con la condición de retornar a la prisión de "origen" el sábado

Ángeles Vázquez

Joaquim Forn, durante su declaración en el Supremo, el pasado 14 de febrero.

Joaquim Forn, durante su declaración en el Supremo, el pasado 14 de febrero. / Señal Institucional del Tribunal

El tribunal del 'procés' ha rechazado que el exconseller de Interior y concejal electo Joaquim Forn evite el traslado a Madrid, tras su viaje a Barcelona para asistir al pleno de constitución del Ayuntamiento de Barcelona. En una providencia rechaza la petición formulada en este sentido por la Secretaria de Mesures Penals de la Generalitat y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que proponían evitar la vuelta a la cárcel de Soto del Real, de la que ha partido.

Forn, que este jueves se trasladó de Soto a la cárcel Brians 2 de Sant Esteve Sesrovires, había sido autorizado por el Supremo para asistir este viernes y el sábado al Ayuntamiento de Barcelona, debidamente custodiado, para recoger las credenciales y asistir a la constitución del pleno del Consistorio. Esa autorización establecía que no podía participar en ningún otro acto y que tras el pleno debía ser devuelto a la "prisión de origen" sin aplazamiento ni dilación el mismo sábado tras la sesión plenaria.

La solicitud planteada, en vez por el mismo preso ante Instituciones Penitenciarias, por este organismo pasa por dar por hecho que como el juicio ha quedado ya visto para sentencia, los acusados presos serán trasladados a cárceles catalanas a la espera de que se dicte sentencia. Durante la instrucción el magistrado Pablo Llarena delegó esa decisió en el Ministerio del Interior. 

Según informaron fuentes del Departament de Justícia, agentes de la Guardia Civil trasladaron a Forn en una conducción "especial y directa" desde la cárcel de Soto del Real en la que estaba interno a la de Brians 2.