Ir a contenido

CAMBIOS EN LA ENTIDAD

Josep Ramon Bosch dimitirá el 26 de junio como presidente de Societat Civil Catalana

La entidad constitucionalista renovará su dirección en una asamblea de socios extraordinaria

El empresario no formará parte de la nueva Junta y se alejará del foco mediático

Júlia Regué

Josep Ramon Bosch.

Josep Ramon Bosch. / EFE/ Juan Carlos Hidalgo

La Junta de Societat Civil Catalana (SCC) ha convocado una asamblea de socios extraordinaria el próximo 26 de junio para ejecutar la dimisión de su presidente, Josep Ramon Bosch, y elegir nueva dirección, según ha podido saber EL PERIÓDICO.

Bosch volvió al frente de la entidad constitucionalista que abandonó en septiembre del 2015 después de que la cúpula destituyera a José Rosiñol por "presuntas irregularidades administrativas y contables", aunque fuentes de la entidad sostienen que el cese se dio por discrepancias internas. De hecho, en una rueda de prensa conjunta salieron a negar las acusaciones de fraude.

El presidente de la fundación Joan Boscà, fundador de Somatemps y exmilitante del PP, aceptó el encargo de coser una gestora temporal que revisase las cuentas y repensara la estrategia de la entidad. Los informes ya están en su despacho, por lo que ya puede presentarlos y abandonar sus filas.

Fuentes de SCC aseguran que no ocupará ningún cargo en la nueva Junta y que saldrá de la primera línea política. De hecho, Bosch ya aventuró su dimisión en la asamblea de socios del 29 de marzo sin fijar una fecha para su marcha. Desde entonces ha desaparecido del foco mediático en un período marcado por distintas contiendas electorales en las que la entidad no ha querido tomar partido.

El liderazgo de Bosch fue cuestionado por negarse participar en la manifestación de la triple derecha en la plaza de Colón de Madrid, cuando entonó un discurso catalanista y favorable a la inmersión lingüística, y también cuando espetó, en una entrevista en este diario, que "si los presos se arrepienten, el Estado debería ser generoso". Todo eso le costó bajas y fuertes críticas tanto dentro como fuera de la entidad. Bosch se propuso recuperar un "catalanismo" que propugne "el diálogo entre catalanes" y expondrá los frutos de su trabajo este próximo miércoles en una rueda de prensa. Mientras, los socios fundadores de SCC recogen nombres y firmas para forjar una candidatura de relevo.