Ir a contenido

INDULTOS A LOS PROCESADOS POR EL1-0

Josep Ramon Bosch (SCC): "Si los presos se arrepienten, el Estado debería ser generoso"

El presidente de Societat Civil Catalana reclama "un gran pacto de Estado" entre el PSOE, PP y Cs al margen de Vox

"No se puede banalizar con aplicar el 155 o amenazar con veleidades. Sería jugar con fuego", sostiene

Júlia Regué

Entrevista con el presidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch. / FERRAN NADEU / (VÍDEO: ASLI YARIMOGLU)

Josep Ramon Bosch vuelve a tomar las riendas de Societat Civil Catalana (SCC) para fijar un nuevo rumbo con el "catalanismo" como bandera, una maniobra que ya le ha costado sus primeros desencuentros internos.

- Ha habido bajas por su negativa a convocar la manifestación de la derecha en Colón y la entidad ha salido a matizar algunas de sus palabras. ¿No agradan sus postulados?

- Ha habido unas 400 o 500 bajas pero también unas 400 altas. No somos ajenos a la situación política y nos encontramos en un clima preelectoral que incide directamente en nuestros afiliados. Anteriormente hubo choques fruto del personalismo, más que ideológicas, pero ya está superado. Las bajas se han producido porque mi intención es hacer un discurso sobre todo en catalán. Eso no significa que dejemos de apoyar el castellano, que no se me malinterprete, pero la división en Catalunya es muy clara entre catalanohablantes y castellanohablantes y lo que tiene que hacer SCC y los partidos constitucionalistas es no permitir que la lengua, que es el vehículo de comunicación, lo sea de división. El manifiesto Koiné es un insulto a la inteligencia, es casi eugenésico, de un supremacismo brutal, y eso se debería denunciar.

- La presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña, Ana Losada, ha abandonado SCC por su defensa de la inmersión lingüística y le acusa de "traición". ¿Ha cambiado su opinión?

- Creo que la inmersión lingüística fue buena en su momento como defensa del catalán pero desgraciadamente no se han cumplido las sentencias judiciales que hablan de la defensa del castellano y quiénes han salido más perjudicados somos los catalanohablantes. Lo que hay que hacer es revisarla. Tenemos dos lenguas que conviven de forma pacífica y que hay que potenciar. El castellano no tiene que ser una lengua marginal, como es en la escuela en muchos casos, y el catalán también debe ser una lengua de Estado y se tiene que impulsar a nivel estatal. 

- Usted ha criticado el uso del 155 como una artimaña electoral.

- Hay que pensar por el bien del Estado y sus ciudadanos y, cuando unos partidos, dentro de la lógica electoral, hablan de aplicarlo en Catalunya, entiendo que lo utilizan como forma de buscar votos. Y esa es mi censura. No se puede banalizar de esta forma un artículo o amenazar con veleidades sobre algo que realmente es muy serio. No se puede jugar con fuego. 

- ¿Busca desmarcarse del PP y Cs? 

- Siempre he hecho este mismo discurso, otra cosa es la percepción. Cuando nació SCC fue una voz en el desierto porque defendíamos que Catalunya era España sin ningún complejo, como ahora defendemos que Catalunya tiene una personalidad propia. Algunos nos posicionaron entonces junto a la extrema derecha y ahora, con el mismo discurso, otros nos acusan incluso de ser separatistas. Siempre hemos hecho este discurso tranquilo de defensa de la catalanidad, que es la defensa de España, una España en catalán, que es nuestra forma de sentirnos profundamente españoles.

- El constitucionalismo está dividido y agudiza sus diferencias en período electoral. ¿Cómo se cose? 

- Carles Puigdemont no ha aprobado los presupuestos y los separatistas se han cargado la legislatura. Estamos en pleno debate electoral y SCC lo que tiene que hacer es un paso al lado para no interferir, pero deseo que haya un gran pacto de Estado en el que el PSOE, Cs y PP alcancen grandes acuerdos porque es lo que requiere el país, más allá del desmadre y las divergencias políticas. Hay tres factores básicos para cualquier ciudadano: un buen servicio público, asegurar unas pensiones dignas e infraestructuras decentes.

- No menciona a Vox.

- No sé si dentro de SCC hay gente de Vox o no, lo desconozco. Tampoco conozco su programa electoral, pero sí sé quién es el PSOE, Cs y el PP.

- ¿Cree que Vox es un partido constitucionalista?

- Vox ha defendido posturas constitucionalistas, aunque también está en contra de las Comunidades Autónomas y las quiere disolver. Ahora bien, dice que lo quiere hacer a través de la Constitución. 

- ¿Y es de extrema derecha?

- Creo sinceramente que no. Tiene algunos postulados que pueden estar en la derecha más radical, por ejemplo sobre el tema de inmigración y el feminismo. Vox es heredero del carlismo vasco. No se tiene que confundir con la extrema derecha porque es un fenómeno como lo fue Podemos, de cabreo y hastío por muchos motivos y el ‘procés’ es el principal. Cuando a ti te dicen que España te roba, te llaman ladrón constantemente y ves que no hay una voz que contradiga esto, al final, la gente compra un discurso duro. No es justificación eh, es un simple análisis de la realidad.

- ¿El futuro Gobierno tiene que seguir dialogando con la Generalitat?

- Hay que hablar con todo el mundo siempre dentro de la Constitución y el Estatuto. Los planteamientos para dialogar y discutir tienen que ser claros. No se puede hablar de hacer un referéndum ilegal. Los catalanes tenemos que ser gobernados y entendí que Pedro Sánchez quería sinceramente buscar el bienestar de todos los españoles y, entre ellos, los catalanes. Y el Govern fue votado, nos guste o no, por los catalanes y es el que tiene las funciones de gobernar. Otra cosa es que no lo haga o lo haga de forma torticera. 

- ¿Cree que hubo un golpe de Estado en Catalunya el 27-O?

- Creo que hubo un intento claro de subvertir la legalidad y, si se quiere llamar así, pues sí, aunque no es un golpe de Estado al uso. No se puede comparar con lo que sucedió el 23-F. Y, por cierto, el juicio es un tiro en el pie de los independentistas porque está evidenciando su engaño monumental.

- Los presos independentistas, ¿deberían ser indultados?

- Hablar ya de indultos es precipitado, pero creo en la Justicia y en que el Estado tiene que ser bueno con toda su gente. Si hay un arrepentimiento sincero, entiendo que el Estado debería ser generoso.