Ir a contenido

Los presos podrán recoger su acta el lunes

El Supremo suspenderá el juicio para que acuda al Congreso y Senado dos días seguidos

Junts no prevé sustituir a los diputados que sean suspendidos aunque cambien las mayorías

EL PERIÓDICO

El Supremo permite a los presos electos salir el lunes a recoger sus actas de parlamentarios. / VÍDEO: EUROPA PRESS

Los cinco políticos independentistas que están siendo juzgados por el 1-O podrán salir este lunes de la cárcel de Soto del Real para tramitar, personalmente, sus actas de parlamentarios en Congreso y Senado, según ha establecido el Tribunal Supremo en una providencia que se ha hecho pública este viernes. Según se indica también desde la institución judicial llegarán custodiados a las Cámaras y tendrán que limitarse a hacer las gestiones permitidas, sin poder celebrar reuniones ni ruedas de prensa. Esas advertencias serán válidas tanto para el lunes, durante la recogida de credenciales como para el martes, cuando participen en el Pleno constitutivo de Cortes.

La decisión afecta a Oriol Junqueras y Raül Romeva, así como a Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, electos el 28 de abril en los comicios generales. Junqueras, Turull, Rull y Sànchez fueron elegidos diputados al Congreso, mientras que Romeva se ha convertido en senador. El acuerdo del Supremo implica además suspender la sesión del lunes del juicio del 'procés', por lo que la vista oral se retomará ya el miércoles, con los últimos testigos y las primeras periciales.

La noticia ha sido asumida de manera desigual por las fuerzas políticas. Quien peor parece habérselo tomado es el jefe del PP, Pablo Casado, que critica la resolución del Supremo como si de una posición política se tratara. A su juicio, ver a dirigentes como Oriol Junqueras en el Congreso en las próximas horas supone "un escarnio" que "humilla" a la legislación. "¿Qué necesidad hay de someter a Epaña a este escarnio? ¿Se imaginan que tras el golpe de Estado del 23-F viniera el señor Tejero o el señor Arnada a tomar el acta en el Congreso para decir 'aquí vamos a seguir, imponiendo la ley aunque sigan quedando disparos en el techo?", se preguntó. Más sosegado se mostró en esta ocasión el líder de Vox, Santiago Abascal, que partió de la idea de que el Supremo adopta esa postura "respetando la legalidad". Eso sí, advirtió que hará lo posible para modificar la ley y que no puedan repetirse este tipo de situaciones en el futuro.

Jurar o prometer el cargo

De esta forma se va calentando poco a poco el ambiente para la próxima semana que, además de ser en la que las Cortes de la nueva legislatura tomen forma, es la última de campaña electoral y eso, claro está, influye. Desde el PP se exige que los presos acudan la próxima semana a las Cámaras a jurar o prometer el cargo "cumpliendo la previsión legal", sin faltar "el respeto" al jefe del Estado, la bandera o la Constitución. Desde los partidos independentistas, de momento, se ignoran este tipo de requerimientos y se centran en los prepartivos de una sesión plenaria histórica, en la que pretenden que estén presentes familiares de los líderes del 1-O imputados.

Eso sí, desde Juts se empiezan a lanzar mensajes claves sobre lo que puede suceder en los próximos días sí, como ya se advierte desde el Supremo, los diputados encarcelados son suspendidos. La exconsellera Laura Borras afirmó que no está "en la mente" de sus compañeros renunciar al acta y, por tanto, favorecer el ser sustituidos por otros. Esa actitud conllevaría, entre otras cosas, un cambio en la mayoría del Congreso que favocería los intereses del socialista Pedro Sánchez, que con sus 123 escaños queda lejos de los 176 votos que, en estos momentos, son necesarios para obtener mayoría absoluta. Si los secesionistas reducen sus asientos en el Parlamento, el PSOE podría prescindir del apoyo o abstención de ERC para que su líder fuera investido.