Ir a contenido

OPERACIÓN ANTITERRORISTA

Detenido en Málaga un presunto yihadista que había jurado lealtad a Estado Islámico

Este compromiso supone en muchos casos el paso previo a la comisión de atentados

Mantenía contactos con miembros de la organización en Siria e intentó viajar a este país para hacer la 'yihad' violenta

El Periódico

Detención de un presunto yihadista en Málaga que había jurado lealtad a Estado Islámico. / POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han detenido este martes en Manilva (Málaga) a M.L., de 27 años de edad y nacionalidad marroquí, por su presunta participación en los delitos de pertenencia a organización terrorista y enaltecimiento del terrorismo. Además, se ha registrado su domicilio, según ha informado el Ministerio del Interior.

El arrestado había sufrido en los últimos meses un cambio de actitud y sus mensajes en las redes sociales se habían radicalizado. Además, realizó el juramento de lealtad y obediencia a Estado Islámico y a su califa Abu Bakr Al Baghdadi. Este tipo de compromiso entre los miembros de esta organización en suelo europeo supone en muchos casos el paso previo a la comisión de atentados.

Este individuo manifestó su firme intención de desplazarse hasta zona de conflicto para unirse a la filas de esta organización y llevar a cabo la 'yihad' violenta. En los últimos meses intensificó sus publicaciones en los perfiles de redes sociales que administraba y en las que evidenciaba una progresiva determinación yihadista y su adhesión a Estado Islámico.

Contacto con Siria

Según los investigadores, el detenido no pudo materializar su objetivo debido a las dificultades que atraviesa actualmente la organización terrorista en territorio sirio y porque su familia se quedaba sin recursos si él se marchaba. Por ambos motivos, optó por quedarse en España y, llegado el caso, "llevar a cabo acciones terroristas dentro de nuestras fronteras", según señala Interior.

Asimismo, mantenía contacto a través de internet con varios integrantes de dicha organización terrorista que se encontraban en Siria. De hecho, uno de los interlocutores de M.L. había amenazado a España en redes sociales por la participación en la coalición internacional que lucha contra Estado Islámico.

El juzgado central de instrucción número 1 de la Audiencia Nacional y la Fiscalía han supervisado y coordinado la investigación.