Ir a contenido

prisiones

Iglesias apoya la petición del PP de "humanidad" con Zaplana: "Cualquier preso merece que se respete su dignidad"

Su defensa ya ha interpuesto varios recursos de reforma contra el auto de prisión

Europa Press

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en la tribuna del Congreso de los Diputados

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en la tribuna del Congreso de los Diputados / DAVID CASTRO

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha mostrado su apoyo a la petición del PP de tener "un poco de humanidad" con el 'expresident' de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana tras haber ingresado al empeorar su estado.

"Estoy completamente de acuerdo con el PP en esto. Cualquier preso, haya hecho lo que haya hecho, merece que se respete su dignidad si sufre una enfermedad como la de Zaplana. La humanidad engrandece a la democracia también cuando se enfrenta al crimen", ha manifestado en un 'tuit'.

Iglesias ha escrito este mensaje después de compartir el que difundió anoche el Partido Popular, que pidió "un poco de humanidad" hacia Zaplana después de que haya ingresado en el Hospital La Fe de Valencia al detectarse un empeoramiento en su estado.

El expresidente 'popular' fue trasladado desde la cárcel de Picassent (Valencia) tras un chequeo rutinario en el que se controlaba su estado de salud por la leucemia que padece. Según informaron a Europa Press fuentes próximas al exministro, un médico detectó que su estado había empeorado.

En prisión desde mayo 

Zaplana se encuentra en la cárcel de Picassent desde finales del mes de mayo, cuando la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia acordó para él prisión provisional, comunicada y sin fianza en el marco de la 'Operación Erial', por la que fue detenido por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

Su defensa ya ha interpuesto varios recursos de reforma contra el auto de prisión de la jueza en el que alegaba que la medida era "innecesaria y desproporcionada", ya que, a su entender, no existía "ningún riesgo objetivo de destrucción de pruebas" ni de fuga, y, además, alegaba la "grave enfermedad" que padece desde hace años el exministro -leucemia- y que requiere cuidados "continuos y periódicos"