Ir a contenido

senado

El PP saca adelante en la Comisión del Senado su reforma para que 12 vocales del CGPJ sean elegidos por jueces

Se queda solo ante la crítica del resto de grupos, que creen que no es el momento de abordar un cambio de este calado

El mandato quinquenal del Poder Judicial expira sin acuerdo político para su renovación

El Periódico / Agencias

Imagen de una sesión plenaria del Senado.

Imagen de una sesión plenaria del Senado. / JOSÉ LUIS ROCA

El Grupo Popular en el Senado ha sacado adelante este martes en solitario, en la Comisión de Justicia, su reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para que sean los jueces y no el Parlamento el que elija a doce de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). La enmienda, que será refrendada la próxima semana por el Pleno de la Cámara Alta, se incluyó por el PP durante la tramitación de un cambio en la norma que llegó consensuado del Congreso de los Diputados para restituir permisos a funcionarios de la Administración de Justicia.

Durante la defensa de la propuesta en la Comisión desarrollada este martes, la senadora popular Cristina Ayala ha defendido esta enmienda -la 112 de las que se han presentado a la reforma- y la ha justificado en cumplimiento de una demanda de "mayor independencia judicial" por parte de la sociedad española. Tras aprobarse la próxima semana la reforma del modo de elección de los vocales del CGPJ volverá al Congreso, donde el PP no tiene asegurada la mayoría para confirmar el cambio normativo.

Precisamente, el mandato quinquenal del Poder Judicial expira sin acuerdo político para su renovación.

Críticas de Delgado

El PP presentó esa enmienda después del polémico mensaje en el que su portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, defendía el acuerdo con los socialistas para renovar el CGPJ porque permitiría "controlar desde detrás" la sala segunda del Tribunal Supremo y de que la persona pactada para presidir el alto tribunal y el CGPJ, Manuel Marchena, renunciara al cargo reivindicando su independencia.

El presidente del PP, Pablo Casado, anunció que rompía el acuerdo negociado durante meses con el Gobierno para renovar en plazo el CGPJ -por el que el PP proponía nueve vocales y el PSOE, once- y los 'populares' registraron ese mismo día y por sorpresa su enmienda en el Senado.