Ir a contenido

En observación

El diputado Francisco Molinero sufre infarto tras asistir a un juicio en EE.UU

Molinero, del Partido Popular por Albacete, sufrió el infarto antes de emprender el vuelo de vuelta a Madrid

El Periódico/EFE

Molinero Hoyos, diputado del Partido Popular por Albacete.

Molinero Hoyos, diputado del Partido Popular por Albacete. / Agencias

El diputado Francisco Molinero Hoyos sufrió el martes un infarto de miocardio en Florida (EE.UU.), a donde viajó para respaldar al hispano-estadounidense Pablo Ibar en el inicio de la fase oral de su nuevo juicio por un triple asesinato.

Molinero Hoyos, diputado del Partido Popular por Albacete, sufrió el infarto antes de emprender el vuelo de vuelta a Madrid y "se encuentra en observación mientras se recupera de la dolencia cardiaca", informó en un comunicado la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar.

Vicepresidente de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, Molinero Hoyos era parte de la delegación de parlamentarios españoles que viajó a Florida para respaldar a Ibar en el comienzo de la fase oral de su juicio.

Los parlamentarios se reunieron el lunes con Ibar en la cárcel de Fort Lauderdale, ciudad al norte de Miami donde se celebra el cuarto juicio al que es sometido por los asesinatos de Casimir Sucharski, Sharon Anderson y Marie Rogers en 1994, un encuentro que definieron como "emocionante".

Ibar, de 46 años, lleva preso por estos asesinatos de los que siempre se ha declarado inocente 24 años, 16 de los cuales como condenado a muerte.

Sucharski era propietario de un popular club nocturno de Pembroke Pines (Florida) y las dos mujeres bailarinas en su establecimiento. Los tres fueron asesinados por ladrones que entraron a robar en la casa de Sucharski en Miramar (sur de Florida).

Ibar libra desde entonces una batalla legal para demostrar su inocencia que tuvo uno de sus últimos episodios en 2016, cuando la Corte Suprema de Florida anuló su condena a muerte al considerar que las pruebas presentadas contra él fueron escasas y débiles y ordenó celebrar un nuevo juicio.