Ir a contenido

BARÓMETRO DE ESPAÑA DEL GESOP

Sondeo España: División entre los españoles sobre la libertad provisional de los presos independentistas

Seis de cada diez rechazan que el Gobierno interfiera en la fiscalía para suavizar las penas por el 'procés'

El 65,7% considera que los actos de los que se acusa a la cúpula del 1-O son de elevada gravedad

Júlia Regué

Sondeo España: División entre los españoles sobre la libertad provisional de los presos independentistas

ALBERT BERTRAN

La excarcelación de los políticos independentistas presos hasta la celebración del juicio que se avecina genera un amplio consenso entre los catalanes -un 81,8% se inclina por su libertad-, pero provoca una plena división entre el conjunto de los españoles. Según el último sondeo del GESOP para EL PERIÓDICO, un 47,1% comparte la decisión del Tribunal Supremo sobre la prisión provisional para los líderes del 'procés', al tiempo que un 46% reivindica su puesta en libertad hasta que se sienten en el banquillo. Dejando a un lado los residentes en Catalunya, solo cuatro de cada diez españoles piden que sean liberados (39,6%), frente a un 52,7% que lo rechazan. 

El electorado socialista es el más polarizado sobre esta cuestión: un 47% aboga por su excarcelación y un 43,8% prefiere que permanezcan entre rejas. La mayoría de votantes del PP y Ciudadanos son partidarios de la prisión preventiva para Oriol Junqueras, los 'exconsellers', Carme Forcadell y los 'Jordis', con un 83,7% y un 62,8%, respectivamente. Por contra, el 79% de los simpatizantes de Unidos Podemos creen que deben salir de las cárceles.

El apoyo o la discrepancia con el encarcelamiento de la cúpula del 1-O se gesta en la percepción sobre la gravedad de las acciones por las que se les procesa judicialmente. Y se evidencia un nuevo desencuentro entre catalanes y el resto de españoles. Mientras en Catalunya un 50,7% considera que las maniobras hacia la independencia fueron "poco" o "nada" graves, en el resto de España un 70% le otorga "mucha" o "bastante" trascendencia. Así, a nivel estatal, dos tercios de los encuestados (65,7%) censuran con un mayor grado de gravedad las actuaciones de los líderes del 'procés' durante el otoño del 2017, mientras un 28,6% quita hierro al asunto.

Contra una injerencia en la fiscalía

Por otra parte, los españoles se oponen a cualquier injerencia del Gobierno en la fiscalía con el propósito de suavizar las penas a las que se enfrentan los independentistas presos. Seis de cada diez (59,7%) sostienen que Pedro Sánchez y su equipo deben mantenerse al margen del cauce de la Justicia y solo un 31,6% defiende que el Ejecutivo central influya en el ministerio público para diluir las acusaciones de rebelión, sedición, malversación y desobediencia. Unas consideraciones que vuelven a chocar de pleno con la opinión de los residentes en Catalunya, ya que más de la mitad de los catalanes exigen que Pedro Sánchez ordene una intervención para favorecer a los encarcelados (64,4%).

El portazo a una injerencia en la fiscalía es muy marcado en los votantes del centroderecha. Un 80,5% del electorado popular y un 87,7% de los que apoyan a los naranjas en las urnas lo afean. La mayoría de los votantes socialistas tampoco están de acuerdo con este tipo de maniobras, ya que un 60,2% no lo ve con buenos ojos. Los morados se dividen: un 50% cree que debe interferir y un 41,6% se opone.