Ir a contenido

DOCE DE OCTUBRE

El 12-O pasa desapercibido en algunos ayuntamientos catalanes

Algunas tiendas y empresas abren también este viernes, incluido el mercado de Girona

ACN

Participantes en la manifestación Espanya i Catalans celebrada en Barcelona. / ALBERT BERTRAN

Participantes en la manifestación Espanya i Catalans celebrada en Barcelona.
Manifestación del movimiento Espanya i Catalans, en Barcelona.
 

/

El 12 de Octubre ha pasado desapercibido en algunos ayuntamientos catalanes, que han abierto sus puertas y han funcionado como si fuera un día laborable. Otros han optado por una vía intermedia y no están abiertos, pero los concejales independentistas sí que han ido a trabajar.

Uno de los que el año pasado sí que abrió, el de Badalona, este año no lo ha hecho después del cambio a la alcaldía, ahora en manos del PSC. En cuanto al Gobierno, el presidente Quim Torra y la mayoría de 'consellers' tienen reuniones de trabajo y mantienen su agenda.

Por otro lado, algunas tiendas también han abierto, ya sea por criterios comerciales o porque "no tienen nada a celebrar", uno de los lemas de los independentistas. Más de la mitad de las paradas del mercado de Girona han funcionado con normalidad.

Menos ayuntamientos abiertos 

En las comarcas del Camp de Tarragona y las Terres de l'Ebre han abierto puertas menos ayuntamientos que el año pasado. Els Guiamets, en el Priorat, un pequeño municipio gobernado por la CUP, el edificio consistorial se mantiene abierto. El alcalde y dos concejalas del equipo de gobierno -que no cobran por el cargo- han aprovechado para despachar asuntos pendientes y atender los vecinos que se pudieran acercar.

En este caso, la secretaria ha escogido hacer fiesta por motivos familiares, mientras que el alguacil ha hecho la recogida de la basura con normalidad. El alcalde, Miquel Perelló, ha subrayado que, en su opinión, el 12 de octubre "no se tiene que celebrar nada porque es la conmemoración de un genocidio y es la fiesta de un estado retrógrado y antidemocrático como el español".

También en el Priorat, el gobierno de la CUP de la Vilella Alta mantiene la actividad y los servicios diarios del ayuntamiento funcionan con normalidad. En la ciudad de Tarragona, los regidores de la CUP han ido a trabajar al despacho, mientras que en Reus, el ayuntamiento está cerrado. Este año, los regidores del grupo municipal de la CUP a la capital del Baix Camp han decidido no ir porque han optado para participar en diferentes movilizaciones dirigidas a "convertir un día festivo en una jornada de lucha".

En el Ayuntamiento de Valls, varios regidores han acudido a trabajar en la casa de la villa, mientras que el de Torredembarra no ha abierto puertas, como sí que hizo en el 2018. En Móra d'Ebre el alcalde, Joan Piñol (CDC) y varios regidores del equipo de gobierno han abierto el ayuntamiento durante la mañana, mientras los trabajadores municipales han decidido hacer fiesta.

Los políticos se han dedicado a "cuadrar" el presupuesto municipal del año próximo "con más ligereza" que en un día laborable y también se han mostrado dispuestos a atender a cualquier vecino. Piñol ha subrayado que, en el contexto político actual, no se sentían "especialmente atraídos a hacer ninguna celebración" en esta jornada.

En Gandesa, el alcalde, Carles Luz (PDECat) también ha acudido a trabajar, como también han hecho regidores de Amposta, Sant Carles de la Ràpita, L'Ametlla de Mar o Deltebre.

En Verges (Baix Empordà) el Ayuntamiento ha abierto puertas con relativa normalidad. El equipo de gobierno se ha reunido para "ayudar en las tareas administrativas" y hacer gestiones municipales. También lo han hecho cuatro trabajadores, tres de administración y uno de limpieza. El alcalde, Ignasi Sabater, ha explicado que ya hace tres años que, a raíz de un acuerdo de pleno, decidieron abrir y que ofrecen a sus trabajadores la posibilidad de hacer fiesta cualquier otro día del año. "Hoy no celebramos nada, no celebramos genocidios y todavía menos el día de la raza", ha dicho.

A lo largo de la mañana, varios vecinos se han acercado a hacer gestiones, sobre todo vinculadas al servicio de recogida trae a puerta que está implementando el ayuntamiento. Una vecina, Concepció Nadal, ha asegurado que para ella "es un día totalmente normal". "Quizás, incluso, con más sentimiento de trabajo que otros porque hay una cosa dentro de que te revela contra este día en que los catalanes no tenemos nada a celebrar", ha insistido.

Otra vecina, Mariam Serrano, dice que ella como autónoma siempre ha trabajado este día y cree que todo el mundo tendría que hacer el mismo. "Yo siempre he hecho fiesta el día de Sant Jordi y Montserrat, pero el 12 de octubre siempre he intentado hacer alguna carta o factura porque se viera que trabajaba", añade. Al municipio no solo ha abierto el Ayuntamiento, sino que también lo han hecho la mayoría de establecimientos.

Mercado de Girona

El de Verges no es el único consistorio que ha funcionado este 12 de octubre. También lo han hecho otros como el de Sant Julià de Ramis (Gironès), Torroella de Montgrí (Baix Empordà) o Celrà (Gironès). En Girona, una veintena de paradas del Mercado del León también han decidido abrir puertas esta mañana. Una de las paradistas, Consuelo Puigalràs, ha explicado que el año pasado ya querían abrir y que finalmente este año se planteó y más de la mitad dijo que sí. 

A iniciativa de los propios funcionarios de la casa, el Ayuntamiento de les Borges Blanques ha abierto este 12 de octubre como un día laborable cualquiera. Lo hacen después de haber cambiado el festivo con el pasado 1 de octubre. "No es una fiesta nuestra", ha dicho el alcalde, Enric Mir, sobre la celebración de la Hispanidad. Según ha explicado, este viernes es un "día de normalidad" en cuanto a los funcionarios del consistorio, y los políticos apoyan y reconocen el "mérito de la iniciativa" porque "el personal se siendo más a gusto actuando de este modo''.

Este es el primer año que el Ayuntamiento de les Borges Blanques lleva a cabo una iniciativa así coincidiendo con el 12-O, a pesar de que el año pasado algún trabajador decidió ir a trabajar por su cuenta a título personal. Además, desde el ayuntamiento se mujer apoyo a aquellos comercios y empresas de la capital de las Garrigues que han decidido abrir esta jornada. De la quincena de trabajadores que hay en el Ayuntamiento, un 70% aproximadamente ha trabajado, puesto que algunos se han cogido el día por asuntos personales.

Cambio de fiesta el 12-O por el 1-O

Una trabajadora del Ayuntamiento, Carme Sànchez, ha explicado que por ella el 12 de octubre es un día que no le representa nada. ''Es un día como cualquier otro y ya hace un par de año que por mi cuenta decidí que trabajaba'', ha afirmado. En este sentido, añade que este año le han dado la opción de cambiar la fiesta del 12-O por la del 1 de octubre, y que no dudó nada al escoger, puesto que el 1 de octubre sí que ''representa algo''. En Manresa, los trabajadores de la empresa de fibra óptica Fibracat decidieron en un referéndum hacer fiesta el 1 de octubre a cambio de trabajar el 12 de octubre.

0 Comentarios
cargando