Ir a contenido

ECOS DE LA DECISIVA ENTREVISTA EN LA MONCLOA

Gobierno y Generalitat activan mesas de diálogo y reuniones bilaterales

Los vicepresidentes se reunirán el jueves y la comisión mixta este mes

Torra niega que exista ya una negociacion pero el Govern no pone fecha a la autodeterminación

Juan Ruiz Sierra / Fidel Masreal

Pedro Sánchez y Quim Torra, en los jardines de la Moncloa.

Pedro Sánchez y Quim Torra, en los jardines de la Moncloa.

El inicio del deshielo entre el Gobierno y la Generalitat, escenificado a fondo durante la entrevista entre ambos presidentes este lunes en la Moncloa, comienza a tomar forma. Este jueves los respectivos vicepresidentes concretarán la agenda sectorial de reivindicaciones pendientes del Govern y este mismo mes se podría reunir el principal órgano político: la comisión bilateral Estado-Generalitat para activar asuntos como el desbloqueo de las leyes sociales del Parlament bloqueadas por el Tribunal Constitucional (TC). Con todo, el 'president' Quim Torra enfría las expectativas -afirma que no se puede hablar todavía de negociación- mientras la 'consellera' y portavoz Elsa Artadi asume que el Govern no se fija ningún plazo para empezar a ver frutos en la cuestión que sigue separando frontamente a ambos gobiernos: la autodeterminación de Catalunya.

Conocedor de los recelos que el nuevo clima de diálogo ha generado en parte del soberanismo, Torra ha dicho este martes en Catalunya Ràdio que se sentía profundamente "dolido" por los ataques de la CUP al respecto del climia de diálogo en el encuentro de la Moncloa, y ha subrayado que "todavía no" se puede denominar negociación al estado de relaciones con el Gobierno. Y que el punto de partida, o la linea roja de Sánchez, es el marco constitucional.

Mientras Torra eludía la euforia , se daba a conocer que este jueves la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y su homólogo en la Generalitat, el republicano Pere Aragonès, se reunirán en Madrid para concretar la agenda de asuntos pendientes. Aragonès tiene interés también en reunirse con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, también ha dado instrucciones para que la comisión bilateral entre la Administración central y la Generalitat se reúna este mes de julio, según han informado fuentes de la Moncloa..El Consejo de Ministros, explican fuentes del Gobierno, nombrará este viernes a sus integrantes en esta comisión, que por la parte del Ejecutivo estará presidida por la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet.

La intención es que la primera sesión de esta comisión bilateral estudie la retirada de los recursos ante el Tribunal Constitucional contra leyes sociales del Parlament. La prioridad del Gobierno es dejar sin efecto las impugnaciones de las normas catalanas sobre pobreza energética, cambio climático y universalidad de la sanidad, pero la Generalitat considera tan importante como estas la ley de protección del derecho a la vivienda. Aragonés, de hecho, trasladará a Calvo la necesidad de sacar esta norma del Constitucional.

Tras la reunión del Consell Executiu de este martes, la 'consellera' de Presidencia y portavoz, Elsa Artadi, anunciaba que la entrevista entre Calvo y Aragonès será el inicio de una ronda de reuniones entre 'consellers' y ministros, especialmente en todos los asuntos en los que existan competencias compartidas entre ambas administraciones. En paralelo, el Govern seguirá sin participar en determinados organismos multilaterales con el resto de autonomías (como el Consejo de Política Fiscal y Financiera)

Sin plazos

Con todo, y a diferencia de los últimos años del proceso soberanista, esta vez no hay plazos para llegar a concreciones sober la reclamación soberanista, que el Govern sigue haciendo pasar por una votación. "Habrá que ir paso a paso, sin poner una fecha límite", ha explicado Artadio respecto al ejercicio del derecho a la autodeterminación que reclama el Govern. "Hemos de dar la opción al Gobierno español y esperemos que lo aprovechen para no quedarse estancados en la vía de la judicialización y la persecución policial", ha insistido.