Ir a contenido

DIMISIÓN DE LA PRESIDENTA MADRILEÑA

Rajoy quiere las riendas del PP de Madrid para no jugársela a nivel nacional

Génova estudia las opciones para sustituir a Cifuentes en la dirección del partido

La dirigente no quiere renunciar al escaño y Génova asegura que no se la pedirá

Pilar Santos / Gemma Robles

Rajoy saluda a Cifuentes, en la clausura de la convención popular, el pasado 8 de abril en Sevilla.

Rajoy saluda a Cifuentes, en la clausura de la convención popular, el pasado 8 de abril en Sevilla. / EFE / JULIO MUÑOZ

"[Cristina Cifuentes] ha hecho lo que tenía que hacer, era obligada su dimisión en esta situación. Hemos oído sus explicaciones, tenía derecho a darlas y ahora empieza una nueva etapa en el PP de Madrid", dijo Mariano Rajoy al comentar el cese de la presidenta madrileña. El líder del PP se despidió escuetamente de la dirigente conservadora y le marcó el camino: ahora debe abandonar también el control del PP de Madrid.

Rajoy tenía información sobre el deseo de Cifuentes y quiso mandarle el recado. Poco más de una hora después de la dimisión y de esas palabras del jefe del Ejecutivo, la dirigente envió un mensaje al móvil de sus diputados para agradecerles su apoyo y añadir que está "segura" de que lo seguirá teniendo "como presidenta del partido en Madrid". El líder del PP está en contra de que siga controlando el partido, cuando solo falta un año de las municipales y autonómicas, y comunicó a sus principales colaboradores su decisión de relevarla también en ese cargo. Rajoy no quiere más escándalos y menos en Madrid, una plaza clave para el triunfo de las generales.  

Fuentes del PP regional aseguraron a este diario que "la vida va por fases" y este miércoles tocó el puesto de la Comunidad. "Poco a poco", reclamaron, aunque no dieron por segura la salida de Cifuentes del partido. Sí que confirmaron que no piensa renunciar al acta de diputada, algo que Génova no le va a reclamar, según fuentes de la dirección. 

Opciones para nombrar nuevo presidente

En la cúpula del PP no preocupa el posible encastillamiento de la dirigente ya que tienen herramientas para que salte. Hay varias opciones. La más elegante, que requiere que Cifuentes dé un paso al lado, es que en la junta directiva madrileña se designe a un nuevo presidente. Para que esta posibilidad pueda llevarse a cabo, Génova debería asegurarse que los 'aguirristas' y los 'cifuentistas' que hay en la junta no van a dar batalla y van a cumplir lo que marquen 'los de Génova', que también los hay.

La segunda opción, si Cifuentes se resiste, pasaría por que Rajoy convocara un comité ejecutivo nacional que decidiera la intervención del PP de Madrid y el nombramiento de una gestora. Otra posibilidad es la suspensión de la militancia, la salida más humillante. 

Investigación profunda a los candidatos

El coordinador general, Fernando Martínez Maillo, declaró que la prioridad es encontrar a un candidato a la presidencia de la Comunidad y después, tras "unos días de tranqulidad", "solucionar" la crisis en el partido.

Para el aspirante al Gobierno regional los nombres de los diputados que se barajan son los de Ángel Garrido (consejero y portavoz del Ejecutivo y ahora presidente en funciones), Enrique Ossorio (portavoz del PP en la Asamblea), Jesús Fermosel (exconsejero), Regina Plañiol (exconsejera) y estos días atrás también se planteó el de Juan Antonio Goméz Angulo (exsecretario de Estado). Antes que cualquier virtud, en Génova se valora la 'limpieza' de su vida personal y profesional y también la de sus parejas. Y en ello están. Investigando a los aspirantes.

0 Comentarios
cargando