Ir a contenido

BRUSELAS Y GINEBRA

Lunes de tensión por la agenda internacional de Puigdemont y Gabriel

El PP ha pedido al Parlamento Europeo que no deje entrar al 'president' pese a que se levantó la euroorden contra él

La Moncloa teme que la exdiputada de la CUP acceda a las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Pilar Santos / Luis Rendueles

Carles Puigdemont y Anna Gabriel.

Carles Puigdemont y Anna Gabriel. / AGENCIAS

El Gobierno central afronta una jornada complicada y no solo por la presencia en Barcelona de Felipe VI en la inauguración del Mobile World Congress. Hay otras dos ciudades clave este lunes. Bruselas y Ginebra. Y, en esos dos enclaves, los ojos de la Moncloa estarán en dos escenarios en concreto: el Parlamento Europeo y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Fuentes gubernamentales han informado a este diario de que la Moncloa está pendiente de las actividades que Carles Puigdemont y Anna Gabriel puedan desarrollar hoy con su objetivo de intentar “internacionalizar” el conflicto catalán.

En Bruselas, la alarma ha saltado por la celebración de un acto en el que participa el experto independiente de la ONU Alfred de Zayas, que en estos últimos meses ha denunciado la situación de “presos políticos” de algunos dirigentes independentistas y el 1 de febrero ya acudió a un acto sobre el 1-O en la Eurocámara en el que también estuvo la  consellera huida a Bruselas Clara Ponsatí, informa Silvia Martinez

De Zayas, que ejerce en Suiza, es un experto en el derecho a la libre determinación, y tiene previsto participar este martes en una sala del Parlamento Europeo en una conferencia sobre Nagorno Karabaj, un conflicto congelado de la era soviética en la que un territorio enclavado en Azerbaiyán pero de mayoría armenia pide la independencia. El acto está organizado por el grupo del Partido Popular Europeo (PPE) y Los Verdes-Alianza Libre Europea, la familia política en la que se encuadra ERC.

El antecedente de Ponsatí

Según aseguran fuentes del PPE, se espera que De Zayas acuda este mismo lunes al Parlamento Europeo invitado por algún diputado y cabe la posibilidad de que se una Puigdemont. En noviembre, el acto de los 200 alcaldes catalanes estaba previsto que se celebrara en principio en una sala de la Eurocámara pero finalmente se trasladó al Palacio de Bellas Artes de Bruselas, por el debate que se había suscitado la posible presencia del expresident en la Eurocámara al pesar sobre él, en aquellas fechas, una orden europea de detención.  No es el caso ahora. Si Puigdemont quiere entrar en el Parlamento europeo, el presidente de esa institución, el italiano Antoni Tajani (del PPE) no tiene informes jurídicos sobre el asunto, pero ha recibido "indicaciones" de que cuenta con plena competencia para decidir quién puede acceder y quién no, según fuentes de la Eurocámara. 

Este diario ha podido saber que el partido de Mariano Rajoy solicitó a finales de la semana pasada a Tajani que no deje entrar al político catalán al edificio de la institución. El Gobierno considera que es un “fugitivo” de la justicia española y que no puede utilizar la plataforma del Parlamento europeo en su beneficio. La visita de Ponsatí, el 1 de febrero, no tuvo gran trascendencia pública pero escoció en la Moncloa, que no se quiere arriesgar a que en este caso sea el propio Puigdemont el que acceda. El equipo del expresident no ha respondido a la petición de información sobre sus planes planteada por este periódico.  "Ya se verá", ha sido el único comentario. 

Como miembro de una oenegé

En Ginebra, mientras tanto, esta mañana empieza el 37º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se alargará hasta el 23 de marzo. Estos primeros días, jefes de Estado y de Gobierno y ministro de Exteriores de todo el mundo pasan por este organismo, un escenario que la exdiputada de la CUP tiene la intención de utilizar, según fuentes de Interior. Entrar en el edificio donde se desarrolla es relativamente fácil, puesto que Gabriel puede ir invitada por cualquiera de las oenegés que participan y con las que su abogado, Olivier Peter, tiene mucha relación. Según fuentes gubernamentales españolas, en este caso no se ha hecho ninguna gestión para impedir su entrada porque no tienen ningún argumento legal. Fuentes de Interior aseguran que en estos momentos existe "mayor inquietud" con las actividades que pueda desarrollar Gabriel que con Puigdemont.

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, tiene previsto participar el martes en el Consejo, del que España es miembro en el trienio 2018-2020. Este lunes el jefe de la diplomacia española estará en Túnez para la Reunión de Alto Nivel en la que también participa Rajoy.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU, creado en 2006 para sustituir a la antigua "Comisión" con el mismo cometido, es la institución más relevante en la protección y promoción de los Derechos Humanos en el mundo.  La institución hace exámenes periódicos a todos los países, formula recomendaciones y cuenta además con relatores temáticos. 

Las opciones de Tajani

Aunque ya no existe una orden europea de detención y entrega contra el expresidente catalán, si Carles Puigdemont decide intentar entrar en la sede del Parlamento Europeo podría toparse con muchos problemas para acceder a esta institución. El presidente de la Eurocámara, el italiano Antonio Tajani, no ha tomado hasta el momento ninguna decisión pero tiene varias posibilidades sobre la mesa y todo indica que el político catalán no tendrá fácil pasearse con la normalidad que desearía por esta casa, informa Silvia Martinez.

La primera, como potestad que tiene Tajani si considera que podría perturbar el orden o ser perjudicial para la imagen de la casa, es directamente no dejarlo entrar. Hay precedentes y no sería la primera vez que la cámara impide el acceso a algún político aunque en general ha ocurrido con personas de terceros países. La segunda opción es que Puigdemont entre sin problemas pero una vez dentro los responsables de la institución podrían invitarlo a permanecer en la institución y no abandonarla hasta que los servicios jurídicos del Europarlamento estudien su situación política. "Si llegara a entrar habría que estudiar rápidamente las consecuencias jurídicas y legales dado que estaría entrando en un edificio en el que rige la inviolabilidad", explican fuentes de la institución.