Ir a contenido

EL SAQUEO DE UNA INSTITUCIÓN

Millet y Montull siguen en prisión al no poder pagar la fianza para salir

La Audiencia de Barcelona reclama 400.000 euros al expresidente del Palau de la Música y 100.000 a su mano derecha

Los magistrados hacen referencia sin nombrarlo expresamente a la situación de prófugo de Carles Puigdemont

J. G. Albalat

Felix Millet, Jordi y Gemma Montull y Daniel Osàcar en la vista por las medidas cautelares.

Felix Millet, Jordi y Gemma Montull y Daniel Osàcar en la vista por las medidas cautelares. / JOAN PUIG

La Audiencia de Barcelona ha impuesto una fianza de 400.000 euros al expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet y otra de 100.000 euros a su mano derecha, Jordi Montull, para poder abandonar la cárcel. Ambos ingresaron en prisión el 5 de febrero tras su condena por saquear al menos 23 millones de euros de la entidad cultural y por su participación en el pago de comisiones de la constructura Ferrovial a CDC a cambio de la adjudicación de obra pública. Con el pago de esas cantidades, una visita mensual al juzgado, la retirada de pasaporte y la prohibición de viajar fuera de España, los dos exdirectivos podían regresar a sus casas, pero ni uno ni otro han podido abonar este miércoles el dinero requerido y siguen encarcelados. 

Los magistrados han establecido esas fianzas al considerar que son suficientes para que dismunya el riesgo de fuga, aunque consideran que esta posibilidad aún persiste dada "la elevada pena impuesta". También subrayan que el hecho de haber residido durante un largo tiempo en el mismo lugar, tener familia aquí y otras muestras de arraigo "no suponen la anulación" de que Millet y Montull puedan eludir la acción de la justicia y acaben escapando. En este sentido, los jueces ponen el ejemplo, sin nombralo explícitamente, del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, huido a Bélgica. "Es público y notorio la existencia de determinadas personas que habiendo residido en esta comunidad autónoma toda su vida, disponiendo de trabajo, en algunos casos con hijos e incluso habiendo postulado para ostentar cargos públicos, se encuentran en la actualidad en el extranjero". 

En cuanto a las posibilidades económicas, el tribunal resalta que "de la elevadísima cuantía de fondos malversados solo se ha conseguido recuperar una pequeña parte", por lo que "no puede descartarse la ocultación" de la parte que falta. El auto también alude al "quebrantamiento de las normas de convivencia social de forma continuada durante una década" por parte de los acusados.

La resolución argumenta, además , que la situación familiar de los condenados (Millet tiene dos hijas en el extranjero) les "permitiría acceder a fondos económicos que posibilitarían su huida". Tampoco se consideran relevantes para no poner la fianza ni la edad de los exdirectivos del Palau de la Música ni las dolencias que padecen, pues ello no comporta que si fuese su "voluntad" huir no lo hicieran.

Comisiones ilegales 

La Audiencia condenó al expresidente de la entidad cultural a nueve años y ocho meses de prisión y a Montull a siete años y seis por malversación, tráfico de influencias, blanqueo de capitales y fraude a Hacienda. La sentencia sostenía asimismo que CDC cobró comisiones ilegales por al menos 6,6 millones de euros de la constructora Ferrovial a cambio de la adjudicación de obras públicas.

Tanto el partido como la empresa utilizaron para canalizar esos fondos el Palau y la complacencia de los que eran hasta el 2009 sus máximos directivos. De ahí que los magistrados condenaran a Convergència por haberse financiado ilegalmente durante una década (1999-2009) y acordó el decomiso de esos 6,6 millones. Los ejecutivos de Ferrovial acusados fueron absueltos, entre otros argumentos, por la prescripción del delito. CDC presentará recurso al Tribunal Supremo, al igual que las defensas de los principales implicados. La fiscalía hará lo propio con la exculpación de los directivos de la constructora.